MISTERIO

Fenómenos paranormales en la vieja fábrica de cristales

Sharing is caring!

SEVILLA 28.6.2020 / Jose Manuel García Bautista

En uno de los puntos neurálgicos de Sevilla se encuentra una vieja fábrica donde se realizaba la fabricación de cristales, de vidrio. Muy desconocida para el sevillano y cuya existencia era muy desconocida para la mayoría de las personas de la ciudad salvo por las referencias en algún que otro programa de televisión o algún artículo en un diario local sobre la Sevilla de hace décadas y aquellas primeras industrias emergentes de la época.

Pero como todo en la vida tiene un principio y un final este viejo lugar pronto cedió ante el impulso de las importaciones de fabricantes más económicos lo que llevó a una situación en la que los trabajadores dejaron de operar en la misma y sus únicos moradores serían los sombríos segundos del paso inexorable del tiempo.

Quizás por todo ello pocos reparaban que tras la tapia de aquella concurrida calle se escondía la vieja “fábrica”, aunque sólo unos pocos la conocían y sabían que en su interior se sentían ruidos extraños de procedencia desconocida en un lugar en cuyas cercanías se encuentras otros casos tan señeros en la ciudad, cuando hablamos de misterio, como el del antiguo Bazar España o el edificio donde se alzaba Saldauto próximo a las Sagradas Cárceles del colegio María Auxiliadora en plena Ronda de Capuchinos y donde se encuentran interesantes vestigios arqueológicos de otros tiempos y otros siglos en la ciudad.

Dentro de ese mundo de lo paranormal se encuentra este edificio y pronto se pueden encontrar testigos que hablan de extraños sucesos en su interior, así una persona que dice haber sido un viejo guardar atesora mil y una experiencias en su interior.

Una de ella nos lleva a una fría noche de septiembre cuando en el interior de las instalaciones se comenzaron a escuchar unos sonidos secos, golpes, que iban ganando en intensidad, que parecían acercarse hasta la posición donde él se encontraba, lo que se llaman “raps”, pero inquietantes, atemorizantes, y el punto álgido llegó cuando pudo sentir como en la misma puerta donde él se encontraba algo golpeo con tanta violencia que cerró la puerta incluso.

Creyó que habrían sido imaginaciones suyas, creyó que todo debía ser como consecuencia de una extraña suerte de pesadilla, de una extraña somnolencia, algo que jamás pudo explicar. Pero otra noche pudo sentir como algo parecía corretear en medio de aquellas instalaciones, moviendo hojas y bolsas sin que hubiera un ápice de corriente. Fue entonces cuando vio una especie de sombra que parecía estar por allí, como moviéndose y desplazándose por medio de toda la maquinaria y hornos.

En todo ello se trató de buscar explicaciones y encontró que hace unos años dos empleados, en un descanso, habían practicado una sesión de ouija en aquel mismo lugar, invocando al espíritu de los fallecidos, invocando a no se sabe bien qué entidad que se habría manifestado y que estaría morando desde entonces y para siempre en la vieja fábrica de cristales. Puede que todo fuera el resultado de la sugestión pero siempre puede haber algo de realidad.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:

TE ASESORAMOS:

https://www.isbylex.com

ESCÚCHANOS:

https://www.eliteradiosevilla.es

Related posts

El callejón donde aparecía un ‘duende’ en Cádiz

Jose Manuel Garcia Bautista

El ejército que se ‘comió’ la tierra

Jose Manuel Garcia Bautista

Investigando lo imposible en Belchite

Jose Manuel Garcia Bautista

Leave a Comment

shares