Criaturas del ‘Infierno’

Criaturas del ‘Infierno’

Sharing is caring!

SEVILLA 11.1.2020 / Jose Manuel García Bautista

Dentro de las criaturas que habitarían el Averno, el Infierno, según las tradiciones religiosas y los libros de demonología tendríamos que encontrar algunos que son ciertamente poderosos, alternados con otros que no dejan de ser una mera curiosidad.

En muchas ocasiones estos seres no dejaban de ser metáforas para hacer comprender a las gentes de esos tiempos pretéritos que había un bien y un mal y que todas las acciones parecían estar regidas por algo, en este caso –y al no saber explicarlo- lo atribuían a seres demoniacos capaces de las más innobles bajezas contra la especie humana como podrían ser los asesinatos, violaciones, guerras…

Gamigin es un diablo que tiene el poder todas aquellas personas que mueren en el mar, sobre sus almas. Tiene un opulento título: Gran Marqués del Infierno teniendo a su servicio a 30 legiones de demonios.

Haborimo es el rey de los incendios, es un demonio pirómano. Se le representa montado a caballo sobre una serpiente de tres cabezas, cada una diferente. La primera es de ser humano, la segunda de gato y la tercera de serpiente.

Iblis es un demonio persa, se dice de él que fue el que sedujo a la cándida Eva en el Paraíso Terrenal, en la versión coránica, es decir: en el Corán. Iblis se negó a arrodillarse ante Adán, el primer hombre, ya que provenía del barro, de una sustancia impura, y el demonio del fuego. Se creía superior.

Kobal es el director del teatro de los infiernos, el “santo” patrón de los comediantes en las culturas más antiguas. Muerde riendo.

Leviatán es el director del Sur y el Mediodía, es citado en los textos bíblicos como el de Isaías cuando lo menciona como símbolo del mal. Igualmente es citado en otros libros de carácter apócrifo en el que se narra como Dios lo mantuvo con vida para que fuera el alimento de aquellos que alcanzaran la Gloria en el futuro, los bienaventurados.

Licas favorece todo lo que son los rituales de magia negra, se le representa con una piel de lobo y de color negro, tiene una peculiaridad: huele mal.

Lilith es el demonio femenino más conocido pues aparece en la Biblia. Se cree que fue ella, y no Eva, la primera mujer de la Tierra pero su excesivo feminismo hizo que se le expulsada del Paraiso, se negaba a obedecer las órdenes de Adán por lo que fue echada por Dios.

Representa la rebeldía, el lado más pícaro, la seducción; y es representado con cuerpo de mujer y cola de serpiente.

Magot es el demonio que tiene el poder sobre los demonios malignos rebeldes, pero tiene una parte lucrativa: impulso a buscar los tesoros escondidos.

Nebiros es el inspector general del Infierno además puede dañar a las personas, entre sus facultades está la de enseñar las propiedades de los minerales, de los vegetales, de los metales y animales. Tiene poder para adivinar y enseña este arte a quienes considera. Es llamado como el “Rey de los Nigromantes”.

Nergal era el demonio más poderoso de los Caldeos, tenía el poder de presidir el mundo de los muertos y era descrito como una especie de león que busca una caza del día, una presa. Entre sus propiedades está el de propagar la peste entre los hombres que habitan este planeta.

Nibas es un demonio que apenas tiene trascendencia, se encarga de los sueños fantásticos, los éxtasis que se producen en el ser humano y las visiones.

Pitidis es un demonio de mujer, femenino, su principal papel es ser una especie de concubina de otros demonios, rol que sólo desempeña en el infierno.

Prusan es representado como un ser humano pero en el que su cabeza es de león, cabalga sobre un oso y porta una más que agresiva serpiente. Es tomado por el padre de los espíritus benefactores familiares, algo que llama la atención para ser un demonio.

Sargatanas tiene una curiosa particularidad: la invisibilidad para sus seguidores. Con la ayuda de este demonio no hay cerradura que se resista accediendo al interior de las casas y viendo todo lo que sucede en las mismas.

Ukobach se representa con una especie de aureola en torno a él, es una especie de patrón de la pirotecnia –dentro de los demonios-. Se encargar de custodiar el infierno del aceite de las calderas del infierno.

Zagam es capaz de convertir el agua en vino, de transmutar los metales haciendo que el plomo se convierta en plata y el cobre en oro, la meta más materialista de un alquimista, de hecho es un demonio muy presente en la Alquimia. Se le representa como un toro con alas.

Finalmente uno de los más importantes sino el que más: Satanás. Es un demonio que tiene la capacidad de influir sobre el comportamiento del ser humano y de poder controlar en la mente de estos.

Es mencionado en numerosos pasajes bíblicos, además fue el ángel que se puso al frente de los otros ángeles rebeldes contra el poder de Dios.

Como consecuencia de esa batalla celestial Satanás fue derrotado y expulsado de las Alturas, descendió al Infierno donde fue su regente hasta que apareció otro poderoso demonio, Belzebú, que lo derrotó y quitó del trono reinando en el Averno, no obstante Satanás sigue controlando buena parte del mal en el mundo y de los demonios. Sigue siendo uno de los más temidos y de los más afamados en su vertiente negativa.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE: La ciudad del Cosmos 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares