El enigmático templo de Malta

El enigmático templo de Malta

SEVILLA 12.1.2020 / Jose Manuel García Bautista

Es un pequeño grupo de islas en medio del Mar Mediterráneo, a mitad de camino entre Europa y África, enclave y bastión templario durante muchos siglos.

Es uno de esos puntos inesperados que se descubren en medio del mar y que sorprende por sus bellas estampas, por su gastronomía, por su clima, por la idiosincrasia de sus habitantes y por los misterios que encierra, es Malta, las islas más enigmáticas y recónditas del ‘mare nostrum’.

Malta tiene lugares realmente impactantes pero sobre todo destaca los templos megalíticos que se pueden encontrar en la isla, estos templos tenían una función desconocida aunque se cree que eran un soporte de adoración para los dioses de sus pobladores.

Tenían una función ritualista, religiosa, sagrada, donde se sacrificaban animales como ofrendas. Todo ello se desprende tras los estudios que se han realizado sobre estas construcciones y que ha servido a los expertos para determinar que estos recintos fueron edificados con una exquisita imaginación.

En la isla destaca el templo de Gantija el cual tiene una curiosa forma pues recuerda extrañamente a un elemento tan mágico como es una hoja de trébol, nada más significativo para diferentes culturas que el encontrar el tan preciado trébol de cuatro hoja que se decía que otorgaba la buena suerte a quien lo encontrara dada la complejidad que tenía hallar uno de ellos.

Se han realizado cálculos sobre este templo que han permitido determinar que en su construcción participaron varias generaciones sucesivas dando lugar a unas medidas colosales –colosalismo que es una de sus características-.

El peso y las dimensiones de las piedras, que tienen un peso de 50 toneladas cada una y se pudieron extender por cinco siglos de trabajo continuado, cinco siglos de esfuerzo, trabajo y dedicación.

La cultura a la que pertenecen estos restos megalíticos es desconocida aunque se piensa que, por sus conocimientos, estaba muy desarrollada, dando origen a la construcción de estos templos de piedra en Malta.

Pero también hay un dato a tener en cuenta: hay en la isla una gran cantidad de complejos y templos funerarios, recintos destinados a este fin.

Destacan los templos subterráneos así como objetos artísticos de esta Edad, englobados dentro de la Historia del Arte, y poco más son los restos que se pueden encontrar de esta cultura. Una cultura de la que no se ha hallado más vestigio que la fría piedra que es visitada, y admirada, por los turistas.

Si podemos saber de sus constructores que eran astrónomos y tenían amplios conocimientos en tal disciplina, y no sólo es intuición de los expertos.

Ese arte se demuestra en la orientación de los templos que lo hacen a las estrellas, a determinadas que tenían una especial significación y que llama la atención como pueblos separados, distantes entre sí, hicieron lo mismo: Egipto, México, Tailandia, Malta…

Esta característica hacía que los templos estuvieran magníficamente iluminados en momentos del día que habrían tenido su importancia para estos pueblos.

Otro elemento que podría ser un indicativo de sus conocimientos lo pone una piedra azul en la cual se encuentra grabado una especie de mapa celeste.

En otros puntos del complejo de templo se pueden encontrar una serie de misteriosos agujeros en el suelo que podrían ser un indicativo de constelaciones que eran visibles desde donde se encontraba el observador, es decir: otro mapa celeste.

En otras partes de estos templos se pueden encontrar una gran cantidad de piedras irregulares, que se encuentran quebradas en su extremo más alto y que han sido alineados pudiendo –echándole imaginación- adivinar las formas y siluetas de rostros y extrañas morfologías que podrían haber servido para representar a sus dioses o espíritus superiores.

Como en otras culturas, de otros tantos lugares del mundo, la mujer era un elemento destacado de su sociedad, teniendo un papel protagonista en los rituales y en su religión.

Famosas son las estatuillas que ha sido encontradas en muchas excavaciones del mundo que representan a mujer de considerables proporciones, las llamadas ‘Venus’. Son el símbolo de la fertilidad y la feminidad, de ellas surge la vida.

En Malta se han encontrado piezas, figuras, femeninas, cuyas proporciones están alteradas ya que la cabeza, brazos o piernas son muy pequeñas.

Este motivo hace pensar que se trataban de figuras rituales, que rendían culto y tributo a la fertilidad.

Otros expertos opinan que su presencia en los templos no hacen más que indicarnos la importancia del matriarcado en su sociedad y que ésta podría estar dirigida por mujeres.

Destaca en estos templos de Malta el de Hagar Qim o ‘piedra erguida’ donde los remates de las mismas tienen una función religiosa recordando a dioses o espíritus del bien o del mal.

Los templos de Malta son, normalmente, descubiertos, al aire libre, sólo estando adintelado –cubierto- las partes de las entradas, las puertas, que tienen una especie de techo pétreo.

Las investigaciones en estos templos prosiguen, los expertos tratan de desentrañar sus misterios, tratan de arrojar luz y poner nombre a la civilización desconocida que dio origen a este impresionante conjunto que, cada día, se encuentra más deteriorado debido al aire salado.

Se cree que el subsuelo de Malta se encuentra jalonado de otros templos que no han sido hallados aún y que esperan a que un osado arqueólogo de con ellos y pueda descubrir los muchos misterios que aún guarda Gozo y Comino, las dos islas principales de Malta, la isla de los misterios.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE: Misterio y tragedia del ‘Valbanera’, el ‘Titanic’ español 

error0

Jose Manuel Garcia Bautista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *