España LEGAL Y TRIBUNALES

Un precedente judicial histórico para no perder su casa o su empresa

Sharing is caring!

Redacción, 11 Mayo 2020.- Una empresa siderúrgica ha conseguido que un juez paralice la ejecución de unas deudas.

Estas le hubieran hecho perder la propiedad del negocio.

Circunstancias nunca vistas

Nunca se había visto nada igual desde la Segunda Guerra Mundial, desde la Guerra Civil española o desde la fiebre española de 1918.

Estas son las referencias que se están utilizando para medir el impacto del covid-19 en las economías del mundo.

Las cifras de paro en España o en Estados Unidos muestran la profundidad de una crisis.

Esta amenaza con llevarse por delante miles de pequeñas empresas, cientos de grandes e incluso algunos estados y países.

Aquí, 442.000 autónomos y pymes han pedido aplazar el pago de sus impuestos.

Mientras que la banca ha recibido 525.000 solicitudes de moratoria para dejar de abonar la hipoteca temporalmente.

Precedente

En medio de esta hecatombe una empresa ha marcado lo que puede ser un antes y un después en los litigios.

Ha conseguido que un juzgado le conceda unas medidas cautelares para que sus acreedores no le ejecuten la garantía y se quedaran con el activo.

Es la mayor empresa siderúrgica de España, que da trabajo a unas 33.000 personas de forma directa e indirecta.

Y solicitó la semana pasada a un juzgado de Madrid que, dadas las circunstancias provocadas por el covid-19, le exonerase de pagar esas deudas inminentes.

De no hacerlo, hubiera supuesto la pérdida de la propiedad de la compañía, fundada hace 53 años.

Cláusula rebus sic stantibus

El grupo se acogió a una cláusula de tiempos de guerra para no tener que hacer frente a sus créditos.

Es la llamada ‘rebus sic stantibus’, sobre la que en España no hay jurisprudencia debido a que nunca en las décadas recientes se ha vivido una situación similar a la provocada por la pandemia.

Es el derecho que tiene un acreedor para no atender las obligaciones firmadas en un contrato si un súbito cambio de las condiciones económicas, no atribuibles a su gestión, le impiden pagar como había hecho hasta la fecha.

Medidas cautelares

La empresa catalana, que hasta la fecha había abonado, a trancas y barrancas, todas sus deudas, tras una década de crisis permanente, ha sido la primera que se ha aferrado a un juzgado para evitar perder su negocio.

El juzgado de instrucción número 40 le ha concedido unas medidas cautelares para no tener que amortizar sus créditos durante 2020 y 2021.

Y además le ha dispensado de tener la obligación de cumplir una serie de cláusulas sobre su solvencia.

Todo un precedente que, según fuentes de varios despachos internacionales, puede ser utilizado por cualquier pyme, autónomo o trabajador que, por las consecuencias sobrevenidas por el covid-19, se vea en un verdadero apuro para mantener su casa, su pequeño negocio, como un bar o un restaurante.

Es decir, si no ingresa por tener cerrada su empresa por decisión gubernamental o haber perdido el empleo, dispone de una herramienta para enfrentarse a los acreedores.

El precedente es tal que podría darse la circunstancia de que una persona pudiera demandar al Estado por obligarle a cerrar su negocio y reclamarle, por tanto, la Responsabilidad Patrimonial de la Administración.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

ASESÓRATE EN: https://www.isbylex.com/

https://www.isbylex.com/

ÓYENOS EN: http://www.eliteradiosevilla.es/

http://www.eliteradiosevilla.es/

SÍGUENOS EN NUESTRO CANAL DE YOUTUBE:

Related posts

Anulado un juicio porque el abogado tuvo que aislarse por el posible positivo por Covid de su esposa antes del confinamiento

REDACCION

Aumentan las demandas de separación y divorcio tras la paralización por el Covid

Manuel Ponce

Piden prisión para miembros de Cuatro Vegas por emplear aguas residuales sin tratar bien en riegos

REDACCION

Leave a Comment

shares