Un padre logra la custodia de su hija para que pueda entrenar en waterpolo

Un padre logra la custodia de su hija para que pueda entrenar en waterpolo

Sharing is caring!

Redacción, 29 Julio 2020.- El reconocido waterpolista español Josep Ramon Díaz Lizarán, setenta y cinco veces internacional absoluto, con distintos reconocimientos por la Federación Española, ha logrado la custodia de su hija para que pueda jugar al waterpolo femenino.

El camino no ha sido fácil. La pequeña ha vivido siempre con su madre en Valencia en un ambiente muy marcado por el waterpolo al que se dedican su padre o su abuelo, que viven actualmente en Barcelona, ciudad cúspide para el entrenamiento de este deporte. 

El sueño de la pequeña es seguir los pasos deportivos de su padre y, por ello, ha manifestado su deseo de instalarse en Barcelona y tener, al menos, la oportunidad de optar a un entrenamiento de alto nivel.

Pero llegar hasta allí ha sido complicado. Padre e hija han tenido que batallar con la absoluta negativa de la madre, la cual ejercía la custodia exclusiva desde años.

No se trataba de un mero capricho 

Con tan solo 11 años, ser una referente futuro en el waterpolo, recomendando inclusive su ingreso en el prestigioso CAR de St. Cugat (Centro de Alto Rendimiento)

La Ley de Enjuiciamiento Civil establece que los menores a partir de 12 años tienen derecho a ser oídos y escuchados y, por ello, se realizó una investigación a la niña.

Ni abogados, ni procuradores ni padres. De esta forma, ambos profesionales le informaron a la pequeña de la situación y pudieron conocer de forma directa sus deseos y opinión.

El Club de Natación de Barcelona, otras entidades y profesionales deportistas del sector, tuvo la seguridad de que el proceso se iba a culminar con éxito porque, además, la niña, a pesar de su corta edad, mostró en todo momento una gran madurez y firmeza en su decisión.

La demanda se presentó y el 27 de enero 2020, en sede provisional, se logró el cambio de custodia a pesar de los enormes obstáculos de la madre a través de un feroz proceso contencioso.

El pasado 17 de julio se dictó sentencia, confirmando el cambio de custodia y la permanencia de la menor en Barcelona,  para favorecer su proyección e inminente crecimiento deportivo.

La madre de la pequeña, que sigue viviendo en Valencia, dispone de un permiso mayor de vacaciones, ir a Barcelona cada fin de semana y realizar llamadas diarias.

La menor está esperando con gran ilusión su participación en el Campeonato de España de waterpolo que se disputa este próximo mes de agosto.

TE ASESORAMOS

https://isbylex.com/

ESCÚCHANOS

https://eliteradiosevilla.es/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares