Actualidad Andalucia Elitediario Málaga Salud

Últimas pruebas del respirador andaluz para pedir la aprobación de Sanidad

Sharing is caring!

El plan de fabricación podría generar unos 300 respiradores

Málaga, 4.4.2020 (EFE).-

El respirador artificial para enfermos con coronavirus creado en Andalucía, que superó con éxito ensayos con dos pacientes reales, concluye este fin de semana sus últimas pruebas técnicas y se presentará la próxima semana a la aprobación por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Terminado el prototipo 4 se han desarrollado pruebas de funcionamiento en laboratorio y una empresa malagueña de certificación trabaja con el equipo este sábado y domingo, asegura a Efe el catedrático de Ingeniería de Sistemas y Automatización de la Universidad de Málaga que forma del equipo, Víctor Muñoz.

La compañía practica numerosas acciones para su validación que consisten en comprobaciones de seguridad y de compatibilidad electromagnética -que evite interferencias con otros aparatos-, mientras en paralelo un grupo de personas se encarga de concluir los manuales en una importante labor de documentación.

A principios de la próxima semana se presentará ante la Agencia del Medicamento para su autorización, mientras en la fábrica de Málaga de la multinacional Fujitsu está todo preparado para dar el pistoletazo de salida a su producción, con el deseo de empezar la misma próxima semana salvo imprevistos.

Todo ello contando -como esperan los impulsores- con que sea rápida la respuesta a la solicitud del permiso, cara a lo que se está siendo muy escrupulosos con las comprobaciones técnicas.

El equipo tiene “bastante planificada la fabricación”, según Muñoz, que precisa que todo va bien.

Con el visto bueno definitivo, se procedería a su fabricación en serie a razón de 50 unidades semanales en cuatro provincias andaluzas e inmediatamente se suministraría a los hospitales para atender necesidades ante el pico de casos que se prevé para los próximos días, según anunció la Junta de Andalucía.

El nuevo dispositivo de este proyecto, denominado “Andalucía Respira”, usa piezas estándar de las que no hay carencia.

Se trata de un “dispositivo de guerra” para una situación de escasez de recursos como la actual; que no tiene tantos sensores ni capacidad como las de los respiradores comerciales, ni debe ser la primera elección en caso de que haya de los convencionales.

El plan de industrialización prevé fabricar al menos 300 unidades en Jaén, Sevilla, Málaga y Cádiz.

Desde el Gobierno de la Nación y otros países se han interesado por este prototipo surgido de la colaboración entre grupos de investigación, el sistema andaluz de salud y la universidad, todo ello pivotado sobre el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA).

Fuentes del proyecto aseguraron días atrás que todo estaba dispuesto para empezar a fabricar de inmediato los 80 primeros respiradores en Fujitsu.

Todo se ha desarrollado en menos de una semana; el tiempo de fabricación es de dos horas; no lleva componentes móviles, lo que reduce el riesgo de fallo mecánico o fatiga de materiales, y permite modificar sencillamente parámetros como la frecuencia de respiración, presión y la relación inspiración-espiración. 

TE ASESORAMOS

OYENOS

PUEDE INTERESARTE

Related posts

Un condenado a muerte rechaza la inyección letal dos días antes de su ejecución y pide ser electrocutado

REDACCION

Muere en el hospital el herido grave en el accidente de Reyes y ascienden a tres los fallecidos

REDACCION DEPORTES

Moreno achaca el mayor crecimiento andaluz a la buena gestión de la Junta

Maria Serrano

1 comment

El respirador andaluz subsana detalles burocráticos y se le añaden avances - abril 10, 2020 at 8:22 pm

[…] Últimas pruebas del respirador andaluz para pedir la aprobación de Sanidad […]

Reply

Leave a Comment

shares