Actualidad Internacional

SUDAN: Campo de Batalla entre Arabia Saudí y Turquía

Sharing is caring!

BBC News. 11 de Mayo de 2019.- Según informa BBC News, desde el surgimiento de la llamada “Primavera Árabe” en Medio Oriente hace ocho años, esta región ha experimentado un cambio profundo.

En muchos casos, los gobiernos autoritarios no sufrieron ningún desafío importante. En otros lugares, lograron retomar el poder rápidamente, como pasó en Egipto, y en alguno más lentamente y sólo de forma parcial, como es el caso de Siria.

Pero el caos y el baño de sangre vivido en Siria responde en gran medida a la influencia de actores externos.

Particularmente, el creciente papel de Arabia Saudita que, junto a sus aliados del Golfo, está librando una batalla de influencias en muchos frentes en contra de Qatar y, en especial, Turquía.

Esta rivalidad regional se explica y es facilitada en gran medida por la destacada ausencia de Estados Unidos como un actor diplomático importante. Ellos también han sido parcialmente eclipsados por Rusia, que ha usado su presencia en Siria como un medio para volver a ocupar su lugar en la mesa diplomática de Medio Oriente.

De forma notable, los sauditas han tomado y mantenido la iniciativa diplomática.

Ellos junto a Emiratos Árabes Unidos han dado ayuda financiera a Sudán, incluyendo una inyección inmediata de efectivo y transferencias de petróleo barato, alimentos y medicinas.

Abu Dabi ha acogido negociaciones entre varios grupos armados acerca de futuros acuerdos políticos.

Mientras Egipto, otro aliado de Riad, también ha tenido un papel al usar su músculo diplomático en la Unión Africana.

Mientras los sauditas parecen estar apoyando a los generales del país, Turquía y Qatar están más alineados con los islamistas de Sudán.

Debería destacarse claramente que ninguno de estos actores externos está muy interesado en las voces de las protestas populares en el país ni en el desarrollo de un Sudán realmente democrático.

Cada uno de ellos quiere ver la estabilidad por sus propias razones.

Lo que hay realmente son dos “marcas” de autoritarismo que buscan empujar a sus partidarios hasta posiciones desde las cuales ellos puedan influir sobre el futuro en Jartum.

Sudán ha cambiado su propio alineamiento de forma significativa.

Hace una década, antes de la Primavera Árabe, era visto como un estado que patrocinaba el terrorismo; era objeto no solo de sanciones estadounidenses por su comportamiento en el conflicto de Darfur sino que era objetivo de ataques de misiles lanzados por Washington.

Sudán era visto como un amigo de los islamistas y de Irán. Posteriormente, los sauditas se las arreglaron para atraer a Sudán hacia una amplia coalición sunita.

No es, pues, por accidente que un significativo contingente militar sudanés se haya unido a Arabia Saudita en su controversial campaña en Yemen.

Related posts

El Virgen del Rocío, tercer hospital nacional

Maria Serrano

De Pontevedra a Peinador con el ‘simpa’ más esperpéntico

REDACCION

Un hombre pasa 24 horas sin poder moverse tras caer en su casa en Encinasola

REDACCION

Leave a Comment

shares