Sangre mágica, sangre milagrosa

Sangre mágica, sangre milagrosa

Sharing is caring!

SEVILLA 18.10.2020 / Jose Manuel García Bautista

Cuando la sangre de San Genaro se licúa es tenido por un signo de buena suerte, y eso parece que es lo que se entiende ante lo sucedido en presencia del papa Francisco.

La sangre de San Genaro del patrón de Nápoles se licuó parcialmente mientras el papa Francisco estaba venerando sus reliquias hace unos años, el hecho sorprendió al pontífice quien, a modo de broma, dijo que “significa que el pueblo de Nápoles debe convertirse del todo”.

NOTICIAS RECOMENDADAS

¡No lo hagas! La Organización Mundial de la Salud recomienda evitar el saludo con el codo

Alimentos que limpian el organismo

Atención: el otoño será muy duro en Europa debido a la pandemia

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ELITE-LEGAL1.jpg


El cardenal napolitano Crescenzio Sepe no dudo en sentenciar que era un “milagro” porque la sangre del santo no se licuó en las visitas a la ciudad del los anteriores pontífices: el santo Juan Pablo II ni del papa emérito Benedicto XVI.

Así el milagro consiste en que la masa parduzca de sangre del santo se convierte en líquida y es tenido como un signo de buena suerte y bonanza para la ciudad del Vesubio. Este pretendido milagro, de esta forma, no sucedía desde 1.848, cuando la sangre solidificada en la ampolla (balsamera), del siglo IV, se hizo líquida ante el papa Pío XI.

El Papa Francisco siguió bromeando diciendo entre los más cercanos a él en ese momento que: “se ve que el Santo nos quiere solo a medias. Tenemos que convertirnos del todo”, y hubo un estallido de risas entre los presentes.
El fenómeno se produce cuando se gira la reliquia y observar las manchas en el cristal, este hecho se produce sólo tres veces al año que son en las siguientes fechas: el primer domingo de mayo, el 19 de septiembre, fiesta de San Genaro, y el 16 de diciembre.

En 1.848, cuando el Papa Pío IX, huyó de Roma se refugió en Nápoles y fue a la catedral a venerar las reliquias del santo patrón de la ciudad, entonces de produjo este fenómeno tenido por milagrosa.

La Iglesia ha calificado este fenómeno de “prodigio”, cuando la sangre no se licúa se temen grandes desastres.

TE ASESORAMOS

ESCÚCHANOS

https://www.eliteradiosevilla.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares