MISTERIO

Poltergeist

Sharing is caring!

SEVILLA 7.11.2020 / Jose Manuel García Bautista

Cuando se investigan casos de casas encantadas o fantasmas se da una realidad, tipificada por los investigadores de lo inexplicable, de lo paranormal, que es el de los poltergeist, los espíritus burlones, los duendes ruidosos, fantasmas traviesos que “disfrutan” atormentando la existencia de las personas más allá del simple propósito de vivir una existencia inusual y diferentes como es aquella que tiene que ver con todo lo que sea paranormal o sin explicación racional.

Por todo ello surgió la denominación poltergeist, del alemán, siendo entidades que tienen un comportamiento violento donde se pone de manifiesto una fuerza física enorme o un desbordamiento de energía arrolladora que sorprende, e intimida, a los testigos.

Así, definido que los sucesos que tienen lugar en un determinado inmueble no se trata de fantasmogénesis y dada una naturaleza violenta, se suele recurrir a un fenómeno de infestación provocada por lo que se denomina poltergeist y que suele hacerlo arrojando objetos de todo tipo, como jarrones, vasos, portarretratos, botellas, cuadros… Toda una gama de fenómenos que hace que las personas huyan despavoridas del lugar donde se producen.

Pero las “marcas” físicas de los poltergeist también se manifiestan de otras formas aparte de las que tienen que ver con el desplazamiento/lanzamiento de objetos. También puede ir acompañado de malos olores, desaparición de objetos cómo si estuvieran jugando con nosotros para volver a aparecer de forma imprevista en sitios insospechados, ataques a la personas pudiendo propiciar la aparición de hematomas y rasguños en la piel, ruidos extraños o el comportamiento inexplicable de electrodomésticos y demás aparatos eléctricos del hogar.

Los expertos en materia paranormal han tratado de explicar esta suerte de fenómenos extraños desde muy diferentes opciones, incluso contemplando la capacidad de ciertas personas de originarlos, como bien pudieran ser adolescentes, por una falta de afectividad, estrés, tendencias emocionales o llamar la atención, incurriendo de esta forma en otro fenómeno curioso como lo es el de la telequinesis, estudiada tanto por la Ciencia como por la Parapsicología.

Evidentemente el poder mental es la materia pendiente de la Ciencia, se desconoce la potencialidad del cerebro y hasta donde puede llegar, pero también es cierto que el fenómeno de poltergeist se podría explicar -en algunos casos- como alucionaciones, efectos de bajas o altas frecuencias en el cerebro, estática o electromagnetismo cómo aquellas más destacadas.

Se han tratado de explicar de forma científica todo este inexplicable proceso de la fenomenología que se despliega con los poltergeist y la conclusión es que no hay nada certero al respecto. La atemporalidad del fenómeno hace que sea especialmente complejo de reproducir en un laboratorio -como siempre es deseable-. Así se suelen contemplar hipótesis como la del fraude o la producción involuntaria del fenómeno como ocurriera en el famoso caso del poltergeist de Rosenheim, en Alemania, investigador por el profesor Hans Bender (que también investigara las caras de Bélmez en Bélmez de la Moraleda junto al mítico investigador español Germán de Argumosa) o el físico F. Karger del Instituto Max Planck o G. Zicha de la Universidad Politécnica de Munich.

Igualmente el fenómeno de los poltergeist puede ir relacionado directamente a una innovadora hipótesis que es el de la onda sonora estacionaria. Por esta explicación se piensa que este fenómeno podría tratarse de una creación que se provoca y que podrían generar un efecto con incidencia directa en el humor vitreo del ojo de las personas, por este efecto al sujeto le parecería estar viviendo determinados movimientos reales pero que no es más que una recreación ocular.

Ello se explica por la longitud de onda que se ajustaría a las dimensiones del recinto donde nos encontraríamos, esto podría generarlo cualquier electrodoméstico de nuestro propio hogar por un mal funcionamiento y la creación de infrasonidos, lo cual tiene su efecto directo en forma de onda que afecta a la persona.

Claro que toda esta explicación adolece de un gran inconveniente: no puede explicar la fenomenología poltergeist que se produce al aire libre o en un espacion controlado, igualmente cuando son testigos de ello un numero elevado de personas.

Otra explicación será la del aire a presión que podría provocar que un objeto se moviera o cayera, igualmente salir impulsado con gran violencia del lugar donde se le ubica. Esos efectos de aire a presión debería tener una fuente de creación siendo observados en la Naturaleza con fenómenos muy descritos como tornados o ciclones -como efecto paralelo- pero que no tendría una correspondencia con algo tan focalizado como una casa. La hipotesis merece la atención y el crédito allá donde es sumamente demostrarla sobre una investigación real.

Pero el acercamiento más opular y celebrado a este fenómeno es el que se hizo a través del cine, a través de la película “Poltergeist”. Fue todo un fenómeno cinematográfico a principios de la década de los 80 del pasado sigo XX con la dirección de Tobe Hooper y la participación activa Steven Spielberg.

La trama de la película son los sucesos que tienen lugar en torno a una niña, Carol Anne, en su recién estrenado hogar en California, en una zona llamada Cuesta Verde. Allí, y así lo muestra la película, se comienzan a desarrollar todo tipo de fenómenos relacionados con la fenomenología poltergeist como el desplazamiento de objetos, rotura de los mismos, aparatos eléctricos que parecen funcionar solos y de forma inteligente teniendo como foco a la niña.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE: El desastre ecológico en Australia comienza a afectar al resto del mundo

Related posts

El aparecido del Duque del Infantado

Jose Manuel Garcia Bautista

Las terribles profecías de la Biblia

Jose Manuel Garcia Bautista

La verdadera historia de la muñeca maldita Annabelle

Jose Manuel Garcia Bautista

1 comment

El misterio de los viajes astrales enero 7, 2020 at 8:43 am

[…] TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE: Poltergeist […]

Reply

Leave a Comment

shares