¿Podría viajar al pasado?

¿Podría viajar al pasado?

Sharing is caring!

SEVILLA 1.8.2020 / Jose Manuel García Bautista

Esa es una de las grandes ambiciones del ser humano: visitar el pasado, ser partícipe de los acontecimientos que cambiaron la Historia e incluso vivir momentos que van más allá de la trascendencia humana.

Uno de esos momentos es, sin dudas, el año 33 d.C., cuando un ser muy especial fue crucificado en el monte Gólgota junto a dos ladrones, su nombre: Jesús de Nazaret.

Así debió pensarlo el padre Pellegrino Ernetti quién un día dijo haber creado una fabulosa máquina que servía para eso precisamente: ver el pasado.

El Cronovisor surgió cuando el diario “Domenica del Corriere” se hizo eco de una noticia, en el año 1972, en la cual se afirmaba que un grupo de científicos al servicio de la Iglesia habían desarrollado una máquina capaz de hacer fotografías del pasado.

El jefe de aquel equipo multidisciplinar era el benedictino padre Ernetti, teniendo de su lado a la Ciencia y dejando a un lado la Fe o la superchería…

Ernetti era un científico, alguien que estudio el comportamiento del sonido, de las ondas sonoras, de sus vibraciones.

Fue el creador de la cátedra de música y practicó, al principio sin saberlo, con la grabación de psicofonías. Estudio el comportamiento de las imágenes, trató de aplicar el método psicotónico (como método científico) a estas, él junto al también sacerdote Luigi Borello estuvieron años investigando todo este tipo de fenómenos.

Cuando se hubo materializado el Cronovisor como máquina decidieron probarla, y que mejor forma que retratando el ultimo momento vivido por Jesucristo… Así se consiguió una instantánea tan impresionante como polémica.

El Vaticano rápidamente prohibió cualquier tipo de comentario público sobre aquellas investigaciones.

Hoy día sabemos, por diferentes expertos, que la imagen mostrada procedente del Cronovisor es falsa, es una representación piadosa de Jesucristo, una imagen procesional que no pertenece a ningún ser humano…

Sin embargo tengo la hipótesis que Ernetti practicó métodos de transcomunicación siguiendo el trabajo de Jürgenson, que posteriormente practicó con técnicas en imágenes y que posiblemente captara algo que le pareció la imagen de Cristo.

Aquel impacto visual hizo que se volcara con su trabajo y que creyera firmemente en lo que decía sin conocer bien su origen… Helena Olmo decía al respecto: “Nunca quiso mostrar la cámara ni pudo demostrar que todo aquello que dijo fuera cierto”. Y sin embargo algo captó que lo hizo empecinarse en su idea de retratar el pasado…

Todo serán conjeturas, la falsedad de la imagen “captada” por Ernetti parece cierta siempre y cuando parece demostrado que es una talla procesional y no un “ser humano”.

Pero lo que no podemos discutir son las intrigantes experiencias de transcomunicación que el benedictino llevó a cabo uy que asustaron lo suficiente a la Iglesia como para decretar el silencio sobre ellas…

TE ASESORAMOS

ESCÚCHANOS

https://www.eliteradiosevilla.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares