Ouija e investigación paranormal (1)

Ouija e investigación paranormal (1)

Sharing is caring!

SEVILLA 21.11.2020 / Jose Manuel García Bautista

Sucede, a veces, que nos preguntamos lo que hay una vez cruzado el umbral con la vida y lo que nos depara cuando nuestro cuerpo abandona la vida y entra en el mundo de los muertos, el Hades.

Nos preguntamos si existe vida después de la muerte y si es posible comunicarnos con la otra realidad…, si es posible establecer contacto con los seres fallecidos. Videntes, espiritistas, médiums, vividores, farsantes…, todos entran a formar parte de la locura del contacto con el “más allá”. ¿Es posible comunicarse con los seres fallecidos? ¿Qué es real y qué es ficción en el fenómeno de la fantasmogénesis? ¿Qué son las denominadas ECM (Experiencias Cercanas con la Muerte) y que factor juega en ellas el componente psíquico? ¿Existe el alma? ¿Es posible reencarnarse? ¿Pueden las regresiones hipnóticas desvelarnos indicios o atisbos de vidas anteriores? ¿Estamos ligados a ellas? ¿Y si después de la muerte no hubiera nada…? Preguntas, sólo preguntas….

Quizás éste caso nos pueda dar un poco de luz en éste largo, tortuoso e –en la mayoría de los casos- incomprendido camino elegido que hemos tomado todas las personas en las que aún arde la llama de buscar el conocimiento y razón de todo aquello que nos intriga y sacude nuestra curiosidad. Pasar por la vida como buscadores y no como durmientes…

Nuestra historia comienza un día de primeros de Octubre de 1998. Estábamos unos compañeros de trabajo y yo charlando de hobbies y deportes cuando surgió mi afición/dedicación por todos éstos temas, no tardó en llamar la atención e interés de mis compañeros y contertulios, dado que es un tema/s que interesa a todas las personas –aunque luego nadie o casi nadie quiere llegar a implicarse-.

Los derroteros de la conversación siguieron su camino y aquello concluyó como cualquier otra charla entre amigos. Pero a los pocos días, según el histórico de casos de éste investigador, el 15 de Octubre de 1998 (jueves), una compañera me pidió hablar conmigo sobre un caso cercano a su familia y que ella creía que podría ayudarla. La seriedad brillaba en su mirada y cambié mí bromista actitud por una más seria y receptiva a su problema.

Mi compañera no sabía por dónde comenzar y tras un periodo de silencio me comenzó a contar como en la casa de unos amigos suyos los objetos se movían, las luces se apagaban y encendía, el teléfono sonaba sin motivo aparente, se sentían ruidos extraños y la casa en determinados momentos se tornaba excesivamente fría.

Preocupados por todas estas extrañas circunstancias que rodeaban al hogar de ésta familia decidieron recurrir a un vidente del pueblo (Bormujos, Sevilla) para que les diera su opinión sobre éste particular. Éste señor dictaminó que en su hogar había una presencia extraña –un espíritu- y que debían averiguar a quién pertenecía. Pronto se les vino a la cabeza un familiar fallecido en un accidente laboral y de cuya muerte de iban a cumplir, en breve, 10 años, ¿pero pertenecía esa presencia a ese familiar fallecido?

NOTICIAS RECOMENDADAS

¡No lo hagas! La Organización Mundial de la Salud recomienda evitar el saludo con el codo

Alimentos que limpian el organismo

Atención: el otoño será muy duro en Europa debido a la pandemia

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ELITE-LEGAL1.jpg

El caso me comenzó a interesar y pedí a mi compañera que me concertara una cita con los afectados por ésta presencia. A los pocos días, había transcurrido sólo una semana (22 de Octubre de 1998), mi compañera me comentó haber hablado con éstos señores y que les interesaría verme el fin se semana venidero, es decir, el Sábado día 24 de Octubre de 1998.Se me comentó que les interesaría que presenciara los fenómenos (caso de producirse) y que, a ser posible, les diera su opinión.

El citado día, éste investigador se desplazó a la localidad de los acontecimientos (Bormujos) acompañado por su compañera y su novia. Tras presentarnos a los propietarios del inmueble pasamos a comprobar todas las dependencias de la casa. En principio todo parecía normal, eran las 13´22 min. de la tarde.

No se apreciaba ningún fenómeno anormal, aunque aún era pronto…Nos sentamos en la mesa de camilla ubicada en la sala de estar para estar al abrigo de la estufa y allí departir de toda la fenomenología que estaban viviendo. Al poco tiempo de estar charlando comenzamos a oír carreras y pisadas en el piso superior de la casa, pero ¡arriba no había nadie! Y me comentaron que ya iba a comenzar el “show”…

Las carreras de sucedían y la luz, de la escalara que abre el acceso al piso superior, se apagaba y encendía en un frenesí de arcos luminosos. Al acudir al piso superior todo quedó en calma, reinaba la tranquilidad…Visto todo ello, dejé colocada la grabadora en el piso superior en un intento de comprobar posibles presencias a través de psicofonías –si estas tuvieran éxito-.

TE ASESORAMOS

ESCÚCHANOS

https://www.eliteradiosevilla.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares