Oreo sólo puede haber una

Oreo sólo puede haber una

Sharing is caring!

Redacción, 1 Junio 2020.- El TGUE ha confirmado la resolución de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO).

Esta denegó el registro de la marca Twins por considerar que Galletas Gullón podía aprovecharse indebidamente de la notoriedad de la marca Oreo.

La sentencia considera que los consumidores podrían asociar la galleta de Gullón con las galletas Oreo.

Obteniendo la sociedad española una ventaja desleal del renombre de la de la mercantil americana.

Aprovechándose, además, de la inversión en publicidad de la marca anterior para vender su propio producto. 

El conflicto ante la EUIPO

El 26 de marzo de 2015, la sociedad anónima Galletas Gullón solicitó ante la EUIPO el registro como marca de la UE para galletas.

Estaba compuesto por un elemento denominativo, Twins, y un elemento figurativo.

En el mismo se mostraba una galleta tipo sándwich.

Ante esta solicitud, la sociedad estadounidense Intercontinental Great Brands LLC se opuso al registro de la marca de Galletas Gullón respecto de los mencionados productos.

Alegando el riesgo de confusión con sus marcas anteriores. 

La EUIPO estimó la oposición, y en noviembre de 2017, Galletas Gullón interpuso un recurso ante la propia EUIPO.

Fue desestimado al considerar que la marca de Galletas Gullón podría aprovecharse indebidamente de la notoriedad de la marca de la sociedad estadounidense. 

Así, Galletas Gullón recurrió la resolución de la EUIPO ante el Tribunal General de la Unión Europea.

Alegando la falta de carácter distintivo de la forma de la galleta.

También la falta de renombre de la primera marca anterior y la inexistencia de similitudes entre los signos en conflicto.

Así como la inexistencia de perjuicio para la marca anterior.

El componente dominante

En primer lugar, el TGUE desestima las alegaciones relativas a la falta de carácter distintivo de la forma de la galleta de Intercontinental Great Brands.

En la sentencia se recuerda que, “habida cuenta de que la primera marca anterior es una marca registrada, debe reconocérsele cierto grado de carácter distintivo”. 

En segundo lugar, respecto a la comparación de los signos, esta debe llevarse a cabo examinando las marcas en cuestión.

Cada una considerada en su conjunto, es decir, teniendo en cuenta todos sus componentes, no solo el de su denominación.  

La marca española está compuesta por la denominación Twins y una parte figurativa.

Esta representa un bollo formado por dos galletas negras con crema blanca entre medias.

Mientras, la marca de la estadounidense está compuesta por la denominación Oreo y la misma figura descriptiva formada por la galleta tipo sándwich.

Y si bien es cierto que el nombre de las galletas y de las empresas que aparecen en las cajas no tienen ninguna similitud, el TGUE considera que “las características de dicha marca anterior [Oreo] están reproducidas de manera similar en «elementos centrales» de la marca solicitada [Twins de Gullón], a saber, en las dos galletas sándwich.

Además, aunque la sentencia recuerda que cuando una marca se compone de elementos denominativos y figurativos, los primeros son, en principio, más distintivos que los segundos, también añade que en el presente caso no se pueden obviar los elementos figurativos.

Y señala que “aún suponiendo que el consumidor examinara los diversos detalles de la primera marca anterior, su atención no se encontraría atraída únicamente por el elemento denominativo «oreo»”.

Y señala que este elemento denominativo no destaca más que los otros elementos decorativos que figuran en la parte interior de la cara de la galleta.

Ello “habida cuenta de su proximidad, su mismo color y su relieve”.

Oreo es una marca renombrada

Respecto a la tercera alegación realizada por Gullón, el TGUE considera que no aportó ningún elemento que pueda invalidar la conclusión de la EUIPO.

Habida cuenta de su uso prolongado e intensivo, la primera marca anterior goza de un renombre excepcional en España y en toda la Unión. 

Asimismo, la sentencia señala que la EUIPO concluyó acertadamente que el público pertinente podía establecer un vínculo entre las marcas controvertidas.

Y que la marca solicitada por Galletas Gullón obtendría una ventaja desleal del renombre de la primera marca anterior.

“Un consumidor que encuentre en la misma sección del supermercado dichos productos se verá inducido a atribuirles las mismas características”, confirma el TGUE. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

ASÉSORATE EN: https://www.isbylex.com/

https://www.isbylex.com/

ÓYENOS EN: http://eliteradiosevilla.es/

http://eliteradiosevilla.es/

SÍGUENOS EN NUESTRO CANAL DE YOUTUBE:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares