Los ERTE se cronifican en el sector servicios con más de 800.000 afectados que siguen sin trabajo

Los ERTE se cronifican en el sector servicios con más de 800.000 afectados que siguen sin trabajo

Sharing is caring!

Redacción 3.7.2020.-

Publica el Diario Público que la hostelería y el comercio concentran, con más de 800.000, a más de la mitad de los trabajadores que continúan hibernados a la espera de que la actividad económica mientras se espera la reactivacion el turismo uno de los pilares de nuestra economía.

Tres de cada cinco trabajadores que vieron suspendidos sus contratos continúan hibernados y sin reincorporarse a su ocupación cuando ya han pasado algo más de tres meses, y quedarían otros tantos desde que el Gobierno puso en marcha esta medida extraordinaria de regulación de empleo, diseñada para reducir el impacto del gran encierro tanto en el empleo, evitando despidos, como el impacto en las cuentas de las empresas.

Los datos que el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social ha ido haciendo públicos en los últimos meses indican cómo al finalizar junio seguían en ERTE 1,55 millones de trabajadores, la mitad de los tres millones que llegaron a estarlo en mayo, mes que se cerró con 2,61, algo más de 300.000 por encima de los 2,3 de abril.

Nueve de cada diez, 1,4 millones de 1,55 proceden del sector servicios, que ha sido el que mayor uso ha hecho de esta herramienta desde el principio y al que más le está costando la desescalada hacia la normalización de la actividad. Ese 90% de afectados por ERTE supera en veinte puntos el peso que el terciario tiene en el empleo privado en España, donde, con 9,4 millones de asalariados de un total de 13,31 apenas supera el 70%.

Eso da una idea de la intensidad con la que la crisis del coronavirus está afectando a este sector, algo de lo que también resulta significativa la mayor lentitud con la que está saliendo de los ERTE y recuperando la normalidad en comparación con otros ámbitos productivos: el 60% de trabajadores de los servicios que seguían hibernados al acabar junio el relación con los de mayo, que fue el mes de mayor uso de las regulaciones de empleo extraordinarias, supera en tres puntos y medio al resto de la industria, en seis y medio al de la construcción y en más de ocho al de la agricultura. Y lo hace tras haber generado ocho veces más afectados que el resto de sectores juntos.

Dos tercios de la plantilla de los hoteles sigue en ERTE

En ese gripado generalizado del sector servicios, que no parece que vaya a verse revertido a corto plazo ante el hundimiento generalizado de las rentas, las limitaciones a la movilidad internacional y el propio miedo al contagio, que se combinan para actuar como freno a la actividad económica en varios ámbitos, tiene un peso específico extraordinario la hostelería y el comercio, ramos en los que siguen sin reincorporarse a sus puestos de trabajo 800.000 trabajadores, 350.000 menos de los que se encontraban en esa situación en mayo.

El impacto del coronavirus y el gran encierro en el turismo parece tan desmesurado como leves resultan sus síntomas de recuperación.

Si se cruzan los datos de la EPA con los de la Seguridad Social resulta que dos tercios de los trabajadores de la rama de los alojamientos (216.115 de 327.300) hibernaban en ERTE en mayo y el 90% de ellos seguía haciéndolo al acabar junio, con las trabas a la movilidad levantadas en casi todo el país y la campaña de verano a punto de comenzar.

En el caso de la restauración el parón afecta a más de un tercio de la plantilla (362.248 de 939.200) después de haber paralizado a casi otros tantos en mayo.

En el comercio, por último, los daños iniciales resultaron intensos y el grado de recuperación está siendo más fluido pese a tratarse de otro de los ramos más perjudicados por la caída de la demanda interna y el enfriamiento del consumo. Se han reincorporado a sus puestos más de la mitad de los afectados que trabajaban en tiendas (180.293 de 333.080) y en torno al 40% (60.448 de 151.473) de establecimientos al por mayor cuando el parón afectó, aproximadamente, a algo más de la quinta parte de los empleados.

“Ese millón de empleos se va a perder”

“Casi la mitad de la gente que estaba en ERTE se ha reincorporado a la actividad, pero no tanto en esos sectores porque apenas hay actividad“, señala Antonio González, de Economistas Frente a la Crisis, que anota que “las medidas que se han tomado en el sector turístico no van destinadas a aumentar el consumo sino a sostener a las empresas” cuando en la sociedad se ha instalado “una sensación de precaución, de control del gasto“.

Para González, que reclama “un impulso fiscal para que la curva de la recuperación tenga más pendiente”, estamos “en un momento crucial. De la desescalada no se puede esperar mucho más“. Y menos, en un país en el que “el debilitamiento de la creación de empleo era ya considerable antes de la pandemia“, en el que entre marzo y mayo se perdieron 1,1 millones de empleos sin el efecto estacional y en el que “la leve recuperación no se ve capaz de absorber la pérdida anterior“.

En ese sentido, los 29.000 empleos creados en junio no distan mucho de los 39.000 del mismo mes del año pasado, y llegan cuando todavía un millón y medio de trabajadores tienen la actividad suspendida o recortada en los ERTE.

Ese millón de empleos se va a perder definitivamente después del verano si no se toman medidas ahora“, añade.

TE ASESORAMOS

SUSCRIBETE A NUESTRO CANAL DE YOU TUBE

PUEDE INTERESARTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares