Historia MISTERIO

Las enigmáticas esferas de Klerksdorp y su desafío a la Ciencia

Sharing is caring!

SEVILLA 14.12.2019 / Jose Manuel García Bautista

Podrían pasarle desapercibidas, podrían parecer una curiosidad más y sin embargo, por méritos propios, ha pasado a estar entre los “Objetos Imposibles” más apreciados del mundo.

Se les llaman como “Las esferas de Klerksdorp” y son unas esferas de pirita que se encontraron en 1960 en África del Sur, en Transvaal Occidental y en Ottosdal.

Se hallaron incrustadas en estratos del Precámbrico, de hace 2800 millones de años. Los mineros que realizaron este hallazgo apenas podían creer lo que estaban viendo. Sabían que tenían muy poca explicación.

Aquellas esferas metálicas tenían unos finos surcos en su ecuador, paralelos, hechos por manos humanas, o inteligentes, y sin embargo en el periodo geológico encuadrado carecen de toda explicación razonable tal y como recoge Michael A.Cremo en su obra “Arqueología prohibida”.

Se han recogido en estos más de 50 años alrededor de 200 esferas con este mismo misterio en aquella zona de Sudáfrica.

Los profesores de geología J.R. MacIver, de la Universidad de Witwaterstand en Johannesburg, y A. Bisshonff, de la Universidad de Potsshefstroom, analizaron aquellos misteriosos objetos que tenían un diámetro de entre 2,5 y 10 centímetros…

Aquellas esferas era de color azul, con reflejos rojos y filamentos blanco, duros… Su composición también avanza hacía el acero niquelado, lo cual nos dice que son de origen artificial.

Se trataron de explicar cómo nódulos de pirita de origen metamórfico, y nódulos de ‘goethita’ formados del desgaste de la pirita.

Así el investigador Paul Henrich trata de descalificar a Michael A. Cremo argumentando que sus fuentes estaban sacadas del “Weekly World News” (Noticias Mundiales Semanales), y que no era acreditada…

Sin embargo la contrariedad la pone el Museo Sudafricano de Klerksdorp y su conservador R. Marx cuando decidieron exponer al público las misteriosas esferas metálicas con sus canales…

*Más información en el libro: “Misterios y enigmas de la Arqueología” (Ed. Almuzara, José Manuel García Bautista).

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE: Los crímenes de ‘La Familia’ y Charles Manson 

Related posts

Recuperan un ídolo ‘perdido’ en Granada

REDACCION

Descubren, en Egipto, la que podría ser la fábrica de cerveza más antigua del mundo con casi cuatro milenios

REDACCION

La cara oscura de Frank Sinatra

Jose Manuel Garcia Bautista

Leave a Comment

shares