MISTERIO

Las caras de Belmez, el misterio eterno de España

Sharing is caring!

SEVILLA 7.11.2020 / Jose Manuel García Bautista

Es uno de los misterios más apasionantes de cuantos podemos encontrar dentro del terreno de los fenómenos paranormales o inexplicados. Habría que viajar hasta un pequeño pueblo perdido en la sierra de Jaén, en la Sierra Magina -o Mágica- para saber de una casa donde se iba a producir el prodigio…

Se trataba del hogar de la familia Pereira, allí la mujer de la casa, María Gómez Cámara, un 23 de agosto de 1971, mientras se disponía a freír unos pimientos, se iba a llenar de estupor cuando comprobó que en el suelo de la cocina había lo que parecía ser una cara que la observaba.

María corrió despavorida, creyó que se trataba de una broma de sus hijos y llamó a las vecinas que vieron aquello que había surgido en el suelo.

Cuando comprobó que no se trataba de una broma y con las frecuentes visitas de curiosos para ver el fenómeno, su hijo, Miguel Pereira, decidió picar el rostro y volver a verter una capa de cemento sobre esa zona del suelo.

Nada fue tan inútil pues días más tarde la cara volvió a hacer acto de presencia en el mismo lugar. Fue cuando un albañil del pueblo retiró el rostro y dio una fina capa de yeso sobre el suelo.

Pero no serían los únicos rostros que saldrían en el suelo del hogar de María Gómez Cámara pues en la casa comenzaron a surgir otros rostros. Fue entonces cuando la prensa, desde el diario “El Ideal” o “Pueblo”, cuando se comenzó a publicar todo lo que iba aconteciendo en torno a estos rostros ya repartidos por toda la casa y con diferentes expresiones.

Todo este fenómeno mediáticos de inicios de la década de los 70 del pasado siglo XX originó una gran conmoción y polémica, para unos que se trataba de un fraude y, para otros, era un fenómeno real.

NOTICIAS RECOMENDADAS

¡No lo hagas! La Organización Mundial de la Salud recomienda evitar el saludo con el codo

Alimentos que limpian el organismo

Atención: el otoño será muy duro en Europa debido a la pandemia

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ELITE-LEGAL1.jpg

Hasta el pueblo llegaron investigadores tan afamados como Germán de Argumosa o el germano Hans Bender; se realizó una profunda investigación en busca de materiales que pudieran haber provocado artificialmente la cara, como el nitrato de plata o el cloruro de plata, pero no había indicios contundentes de ello.

Se creía que María Gómez Cámara podría ser una especie de canalizadora de estos fenómenos, una especie de propiciadora psíquica, pero al morir el 4 de Febrero de 2004, desaparecerían las caras y aunque, al principio, se atenuaron en cuando a su intensidad posteriormente se vieron nuevamente fortalecidas.

Igualmente surgieron otros rostros en el domicilio de una sobrina de María Gómez Cámara, Felipa, donde los rostros eran menos claros pero también parecían tener una naturaleza común, no obstantes también -como ocurriera en la casa primera- se habló de un posible fraude.

Bajo la casa de María se encontró parte del viejo cementerio y restos que podrían tener un origen musulmán e, incluso, romano, también se captaron psicofonías y otras evidencias que podrían hacer ver que en la casa ocurrían fenómenos paranormales producto del pasado, siendo ese pasado también relacionado con la tragedia vivida por la familia durante el asedio al Santuario de la Cabeza, en Jaén, donde perecieron muchos de sus miembros y donde se establecieron algunas analogías con los rostros.

La verdad y el misterio en torno a las caras de Bélmez aún están por desvelar.

TE ASESORAMOS

ESCÚCHANOS

https://www.eliteradiosevilla.es

Related posts

Desmentido el mito la desaparecida cultura de Cahokia

Jose Manuel Garcia Bautista

La ciudad del Cosmos

Jose Manuel Garcia Bautista

Cuando el Demonio visitó Devonshire

Jose Manuel Garcia Bautista

Leave a Comment

shares