Historia

La noche que se hundió el Titanic

Sharing is caring!

SEVILLA 14.4.2021 / Jose Manuel García Bautista

NOTICIA PATROCINADA POR:

Muchos son los que han especulado incluso que el “Titanic” estaba condenado a ser hundido en aquel primer viaje inaugural debido a un cargamento que llevaba en sus bodegas, sin embargo, esta es una de las leyendas urbanas que se ciñen en torno al legendario transatlántico.

No es una historia totalmente incierta, en 1917 el buque de la White Star Line “Laurentic” fue cargado en Irlanda del Norte con 35 toneladas en lingotes de oro que hoy estarían valoradas en unos 300 millones de euros. Este cargamento estaba destinado a la compra de municiones en Norteamérica con destino a ser usadas en la Iª Guerra Mundial. Entre 1917 y 1924 se recuperaron parte de aquellos lingotes por parte de la Royal Navy inglesa.

Quizás todo ello venga alimentado por el estibador de carga y descarga Frank Pretit que declaró, en el juicio que siguió al hundimiento, que él había estado cargando material dinerario: una gran cantidad de lingotes de oro y plata, en los amplios departamentos estancos del “Titanic”.

El Banco de Inglaterra selló su “acta de carga” por cien años así como los registros de dichos transportes reconvertibles en valor de cambio, caso del oro y la plata. La hipótesis que circuló con más fuerza en torno a este asunto, era que tal cantidad de metales preciosos correspondían al pago de armamento que Inglaterra hacía a los Estados Unidos.

Como dato curioso cabría decir que el “Titanic” también llevaba a bordo un primoroso Renault propiedad de William Carter.

Tras el desastre del “Titanic” se tasaron los daños e indemnizaciones en 16 millones de dólares, gran parte de ellas sería reclamadas por los familiares. Aunque la White Star Line sólo pagó, aproximadamente, 664.000 dólares…

El 4 de Abril comienzan las labores de aprovisionamiento, a él se suben 560 toneladas de provisiones, más el carbón en una cantidad de 5.800 toneladas y 1.750 litros de helado. El 6 de Abril sube la tripulación a bordo junto con los alimentos perecederos.

Curiosamente los preparativos de tan emocionante primer viaje comenzaron una semana antes de zarpar de puerto, todo eran prisas, llegaban camiones con avituallamientos, mostrar a la tripulación los alojamientos y familiarizarse con el barco, y otras muchas gestiones a bordo. Llegó el 10 de Abril de 1912 e iba a dar comienzo un viaje se ensueño en un barco de sueños…

Desde el puerto de Southampton a Nueva York por la ruta de Atlántico Norte, un viaje en el que también se intentaría la conquista de la preciada “Cinta Azul” con la que se coronaban los barcos en cruzar más rápidamente el Atlántico, pese a saber que sus rivales de la Cunard, el “Mauritania” y el “Lusitania” eran varios nudos más rápidos que el “Titanic”, este podía alcanzar los 21,5 nudos de velocidad y aquellos superaban los 27 nudos… Pero aún así se intentaría… No obstante el preciado galardón estuvo en poder del “Mauritania” desde 1909 hasta 1929.

En los días previos – 2 de Abril de 1912 – el “Titanic” sufrió un incendio justamente en uno de los almacenes de carbón entre el nº5 y el nº6. Incluso se dio otro pequeño incendio el 10 de Abril de 1912 que no fue extinguido totalmente hasta el 13 de Abril según el testimonio del bombero Charles Hendrickson. Datos muy desconocidos que tras un siglo de silencio se comienzan a conocer.

Al mando de “Titanic” se encontraba toda una garantía para la navegación: el capitán Edward John Smith, que gozaba de gran prestigio y reconocimiento en la White Star Line –se le llamaba “el capitán de los millonarios”- y quién, en los días previos al viaje inaugural, expresó su voluntad de que aquel fuera su último viaje ya que deseaba retirarse a la campiña junto a su familia, su esposa y su hija.

El mismo capitán Smith dio origen a una frase popularizada e inexacta: “Ni Dios mismo podría hundirlo” tal y como la prensa de la época publicó; sin embargo la frase pronunciada por el capitán Smith: “No puedo concebir que algo pueda hundir a los barcos de hoy, la construcción moderna va mucho más allá que esto”.

Igualmente se llegó a decir que el capitán Smith había bebido y no se encontraba en condiciones de capitanear el transatlántico. Incierto, el capitán Smith se retiró del servicio de cena tras haber departido con los invitados a su mesa, curiosamente jamás bebía en un viaje y éste no era una excepción tal y como confirmaron pasajeros a los que atendió aquella noche como la señora Eleanor Elkins Widener quién testificó ante la Comisión de los Estados Unidos sobre este incidente el 29 de Mayo de 1912.

En los mismos términos declaró ante el senador Smith el los oficiales Charles E. Stengel y Charles Lightoller.

El “Titanic” era considerado como un palacio flotante, el más hermoso de su época superando en mucho a los emblemáticos de la Cunard “Mauritania” y “Lusitania”.

NOTICIAS RECOMENDADAS

NOTICIAS RECOMENDADAS

Jesús Aguirre, consejero de Salud de la Junta de Andalucía, alerta sobre la situación pandémica de Sevilla y que puede pasar “a nivel 3” More stats
Localizado el vehículo que se dio a la fuga tras atropellar a un peatón mortalmente en la Ronda del Tamarguillo
Vídeo: detenido un individuo en Huelva tras amenazar a la Policía y sus vecinos con una espada

Embarcaron 2224 pasajeros en total, el resto era la dotación –tripulación- del “Titanic”. Al capitán Edward J. Smith le acompañaban Henry Wilde como jefe de oficiales; William Murdoch como primer oficial; Charles Lightoller como segundo oficial; Herbert Pitman como tercer oficial; Josep Boxhall como cuarto oficial; Harold Lowe como quinto oficial y James Paul Moody como sexto oficial.

Hay también ciertas informaciones inexactas en torno al “Titanic”, una de ellas nos habla de que fuera con exceso de pasajeros cuando realmente se ajustaba a la capacidad y normativa de la época.

No obstante un barco de semejante tamaño siempre ofrecía problemas de gobernabilidad para un capitán, sus dimensiones trasgredían lo conocido haciendo a la nave particularmente ingobernable.

Al mando del “Olympic” el capitán Smith tuvo un serio percance con el crucero HMS Hawke, era el 20 de Septiembre de 1911, la succión del “Olympic” barrió al crucero en el canal de Spithead provocando un impacto entre ambas naves, el golpe ocasionó serios daños en el casco del barco y debió pasar por los astilleros para ser nuevamente reparado, en un trabajo que se alargó seis semanas, ello hizo que el “Titanic” tomará la delantera, o el relevo, en la lujosa línea “Olympic” y fuera el destinado a cruzar primero, antes que sus hermanos, el Atlántico.

Así pues el “Titanic” no fue el primero de esta serie de barcos, originalmente el “Olympic” era el hermano mayor, incluso parte de la tripulación de éste fue traspasada al “Titanic” cuando entró en dique seco para su reparación y se decidió equiparlo para que realizará el primer viaje a Nueva York de los barcos de esta nueva clase de la White Star Line.

Es curioso por que una parte de los adinerados viajeros del “Titanic” habían solicitado los servicios de la tripulación del siniestrado “Olympic” que brindaba servicios directamente a las personas que viajaban en primera clase, sobre todo por el excelente servicio que habían recibido en la gran embarcación.

El 10 de Abril de 1912 se iba a vivir una jornada de emociones y tensión, era el día más esperado, el día en el que muchos iban a ver cumplidos sus sueños, el día en el que la White Star Line marcaría un antes y un después en la navegación rápida y de lujo. En el puerto de Southampton el capitán Smith departe con sus oficiales y sube a bordo, comienzan a subir los pasajeros a los que se les sumarían los que abordaron el barco en Cherburgo (Francia) y en Queenstown (Irlanda).

Salió de puerto inglés hacía las doce del mediodía y llegó a puerto francés a las cinco y media de la tarde. Estuvo tres horas en puerto y hacía las ocho y media de la noche partió hacía Irlanda para hacer su última escala en Europa y poner proa a América al día siguiente.

TE ASESORAMOS

https://www.isbylex.com

ESCÚCHANOS

https://www.eliteradiosevilla.es

Related posts

Los vicios y depravaciones de Rasputín

Jose Manuel Garcia Bautista

¿De donde viene la tradición de tomar de las doce uvas en fin de año?

Jose Manuel Garcia Bautista

El gusano primitivo que podría ser el origen de todas las especies

Jose Manuel Garcia Bautista

Leave a Comment

shares