MISTERIO

La maldición de la cuna

Sharing is caring!

SEVILLA 13.6.2020 / Jose Manuel García Bautista 22.00 h.

No se saben los mecanismos por los cuales un objeto puede adquirir connotaciones demoniacas, diabólicas o malditas y tras un periodo latente despertar para manifestar hechos paranormales impropios de la realidad.

En ocasiones lo imposible, lo inexplicado, nos llega sin saber cómo ni porque, simplemente un día comienzan a manifestarse fenómenos inquietantes en nuestro propio domicilio y el misterio surge con tremendo poder para sembrar la inquietud y el miedo en nuestro hogar.

La historia de Laly es particular, singular… Recién mudada a una nueva casa, con su marido y su hijo recién nacido, su vida transcurría con normalidad. En cierta ocasión, teniendo su esposo el día libre se dio un paseo por el mercadillo de la calle Feria, el denominado “Jueves” por ser el día en el que se pone allí, y se encaprichó de una cuna blanca antigua; el precio era irrisorio: 35 euros. Ni regateó con el vendedor, quiso llevársela de inmediato para que fuera parte de la vida de su hijo pequeño…

Llegó a casa, notó que no cabía montada por la escalera y montó la cuña en la habitación del niño, la limpió y prepararon para acomodar allí al pequeño… Pronto comenzarían a surgir los primeros problemas en aquella casa, coincidiendo con la llegada de tan bello presente,

Misterio imposible

Laly, hacía meses que se había mudado a una nueva casa, que llevaba años sin ser alquilada. Ésta era preciosa era toda blanca, rústica y con un patio sevillano precioso. Estaba muy bien situada pues se encontraba en el centro de Sevilla, en el casco antiguo, allá vivía con su marido Juan y su hija María, un bebé precioso que apenas contaba 7 meses.

Un día, estaba Laly haciendo la comida en su cocina, una cocina amplia a la que se accedía por una puerta de marco pequeño, por el cual sólo cabía una persona, cuando escuchó a su pequeña llorar a través del transmisor para bebés. Subió a la habitación de la pequeña llevando consigo el biberón con un poco de agua, por si la pequeña tenía sed.

Al entrar en la habitación observó que María dormía plácidamente, así que volvió a la cocina, pensando que quizás, su conciencia alerta le había jugado una mala pasada. Estaba cortando unas verduras cuando volvió a oír a la niña por el transmisor, esta vez un poco más fuerte y más tiempo, así¬ que de nuevo fue a la habitación de María. Al llegar, ésta seguía dormidita en su cuna y no daba señal de haber llorado, Laly volvió a la cocina, un poco enfadada.

Despavorida

La vitrocerámica la tenía a espaldas de la puerta de salida, se encontraba allá, sofriendo la verdura, de momento oyó de nuevo el llanto de la niña, que era mucho más fuerte y más largo que los dos anteriores. Esta vez no tuvo que ir a la habitación de María, pues al volverse para acudir al llanto, María se encontraba en la cocina con cuna incluida.

Laly cogió a su pequeño, salió despavorida de la casa, llamó a su marido y le pidió que fuera a casa de inmediato. Al llegar se encontró a la mujer con la niña en brazos y la cuna en la cocina, ¡había bajado desde la tercera planta!

Comenzó a desmontarla para tirarla y por el emisor comenzó a sentir un llanto, un llanto que lo dejó helado y que identificó con el de una mujer llorando, un llanto vinculado al pasado de esa cuna.

¿Cómo pudo pasar la cuna por aquella escalera y puerta tan estrecha? La cuna actuó como un desencadenante, como una chispa que abrió la “caja de Pandora” que desbordaron los fenómenos inquietantes en aquel lugar.

A veces los objetos se convierten en una maldición, los vemos en mercadillos u escaparates, sentimos una irrefrenable atracción por ellos y sucede lo inevitable: lo compramos y nos los llevamos. A partir de ese momento un objeto maldito ha entrado en nuestro hogar.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:

TE ASESORAMOS:

https://www.isbylex.com

ESCÚCHANOS:

https://www.eliteradiosevilla.es

Related posts

¿Por qué se mueve la ouija?

Jose Manuel Garcia Bautista

Misterioso objeto se aproxima a la Tierra y podría ser una segunda miniluna

REDACCION

Fenómenos paranormales en la Casa de Socorro

Jose Manuel Garcia Bautista

Leave a Comment

shares