MISTERIO

La leyenda del clérigo arrepentido de Sevilla

Sharing is caring!

SEVILLA 29.11.2020 / Jose Manuel García Bautista

Andalucía es tierra de leyendas y dentro de ella, hoy, hacemos parada en Sevilla para que sean partícipes de la singular historia del canónico arrepentido.

Su nombre era Mateo Vázquez de Leca, un sevillano que había recibido el sagrado sacramento del bautismo en la catedral de Triana, en iglesia de Santa Ana un frío 22 de noviembre de 1573.

Mateo era hijo del arcediano Carmona, de Andrea Barrasi pasando su infancia en el Palacio Arzobispal hispalense, lugar señorial vinculado, por siempre, a la Iglesia y a sus estamentos.

Su infancia se desarrolló estando bajo la protección del cardenal Rodrigo de Castro y, con tales antecedentes, abrazó -por sus ideas- a la temprana edad de 14 años el camino religioso siendo el canónigo de la Colegial del Salvador.

Su carrera eclesiástica prosiguió al heredar la canonjía y arcedianato tras la muerte de su tío mediante la “gracia” de una bula papal pues su corta edad aún no se lo permitía.

NOTICIAS RECOMENDADAS

¡No lo hagas! La Organización Mundial de la Salud recomienda evitar el saludo con el codo

Alimentos que limpian el organismo

Atención: el otoño será muy duro en Europa debido a la pandemia

Su infancia se desarrolló estando bajo la protección del cardenal Rodrigo de Castro y, con tales antecedentes, abrazó -por sus ideas- a la temprana edad de 14 años el camino religioso siendo el canónigo de la Colegial del Salvador.

Su carrera eclesiástica prosiguió al heredar la canonjía y arcedianato tras la muerte de su tío mediante la “gracia” de una bula papal pues su corta edad aún no se lo permitía.

TE ASESORAMOS

ESCÚCHANOS

https://www.eliteradiosevilla.es


Pero Mateo era un mortal y como tal estaba sujeto a tentaciones, así un día de Junio, con motivo de la procesión del Corpus de Sevilla, ante si pasó una hermosa mujer… Mateo, embelesado quedó prendado de él y comenzó a seguirla hasta la Santa Iglesia Catedral de Sevilla. Allí, entre columnas y el ambiente frío del templo siguió sus pasos hasta el entorno donde se encuentra la Virgen de los Reyes en el altar mayor.
Una vez alcanzada la mujer el joven, e inexperto, Mateo pidió a la mujer que se despojara de las ropas, que se desnudara y esta acató aquella petición dejando ver que bajo su vestido había un huesudo esqueleto… La visión fue terrorífica y Mateo huyó corriendo gritando: “¡Eternidad!”, aullaba.
La experiencia fue absolutamente demoledora y sirvió para que este pecador hiciera un juramento y voto de pobreza asó como de recato, siendo para siempre conocido como el “Canónigo arrepentido”.

Related posts

La Historia de la Cruz de la Inquisición en Sevilla

Jose Manuel Garcia Bautista

Saber oculto y Alquimia, el sueño de Nicolás Flamel

Jose Manuel Garcia Bautista

¿Hay pirámides en Europa?

Jose Manuel Garcia Bautista

Leave a Comment

shares