Historia LEYENDAS MISTERIO

La enigmática, y milagrosa, vara de Moisés

Sharing is caring!

SEVILLA 16.11.2019 / Jose Manuel García Bautista

Una de las reliquias perdidas y jamás halladas, un artefacto de poder, es la llamara vara o bastón de Moisés.

Aquella que maravillara a los hebreos y egipcios por igual, convirtiendo el agua en sangre con sólo tocar las aguas del Nilo o en una serpiente devoradora de las ilusiones de los sacerdotes del faraón…

La Vara de Moisés era un suerte de bastón, cetro o cayado que se cree le fue entregado como símbolo de autoridad e incluso a los interlocutores de los dioses.

Con su cayado Moisés tocó las agua del Mar Rojo y se abrió paso a través de él como en la filmografía de Cecil B.DeMille o Charlon Heston en su mítico “Los Diez Mandamientos”.

En aquel momento, mientras las huestes egipcias perecían ahogadas, gritaban a Moisés: “¿Acaso faltaban sepulturas en Egipto para que nos hayas traído a que muriésemos en el desierto? ¿Qué designio ha sido el tuyo en sacarnos de Egipto?” (Biblia, Éxodo 14,11).

Moisés respondió: “No temáis, estad firmes y veréis los prodigios que ha de obrar hoy el Señor, pues esos egipcios que ahora estáis viendo ya nunca jamás los volveréis a ver.” (Biblia, Éxodo 14,13). Fue una demostración del poder de Dios…

Yahvé dijo a Moisés: “Di a los hijos de Israel que marchen. Y tú levanta tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, para que los hijos de Israel caminen por en medio de él a pie enjuto.” (Biblia, Éxodo 14, 15 -16).

Sucedió entonces que…”Extendió, pues, Moisés la mano sobre el mar, y el Señor hizo retroceder el mar por medio de un fuerte viento del este, que sopló toda la noche, con lo que el mar vino a ser suelo enjuto, y las aguas quedaron divididas” y “Los hijos de Israel pasaron en medio del mar, sobre suelo enjuto, teniendo las aguas como por muro a derecha e izquierda.” (Biblia, Éxodo 14, 21-22).

Aquel cayado encerraba un poder digno de ser temido, Moisés -sosteniéndolo firmemente- inquería a los egipcios:

”Entonces dijo el Señor a Moisés: Extiende tu mano sobre el mar, para que se reúnan las aguas sobre los egipcios, sobre sus carros y caballos”.

“Luego que Moisés extendió su mano sobre el mar, se volvió éste a su sitio al rayar el alba; y huyendo los egipcios, las aguas los sobrecogieron, y el Señor los envolvió en medio de las olas”, prosigue aquel relato.

“Así, las aguas vueltas a su curso, sumergieron los carros y la caballería de todo el ejército del faraón, que había entrado en el mar en seguimiento de Israel: ni uno siquiera se salvó.” (Biblia, Éxodo 14, 26-27-28).

Pero además de elemento de destrucción, o amenazador, también fue un hacedor de agua potable cuando el peregrino pueblo judío acosados por la sed clamaban:

“¿Por qué nos has hecho salir de Egipto para matarnos de sed a nosotros y a nuestros hijos y ganados? Y ante esto, de nuevo intervino Yahvé ordenándole a Moisés (quien al parecer desconocía algunas de las funciones del instrumento que tenía en sus manos): “Adelántate al pueblo, llevando contigo algunos de los ancianos de Israel, y toma en tu mano la vara con que heriste el río y vete”.

Y agregó seguidamente: “Yo estaré delante de ti, allá en la peña de Horeb, y herirás la peña y brotará de ella agua para que beba el pueblo.” (Biblia, Éxodo 17, 5-6).

Durante la batalla contra los amalecitas fueuna efectiva arma que decidió la suerte de los israelitas: “Y dijo Moisés a Josué: Escoge hombres y ve a pelear contra los amalecitas: mañana yo estaré en la cima del monte, teniendo la vara de Dios en mi mano”.

“Hizo Josué lo que Moisés había dicho y trabó combate con Amalec. Entretanto, Moisés y Aarón y Hur subieron a la cima del monte” y prosigue “…y cuando Moisés alzaba las manos, vencía Israel; mas si las bajaba, Amalec tenía la ventaja”.

“Ya los brazos de Moisés estaban cansados, por lo que, tomando una piedra, pusiéronsela debajo y sentose en ella, y Aarón de una parte y Hur de la otra, le sostenían los brazos; los cuales de esta manera permanecieron inmóviles hasta que se puso el Sol”.

“Y Josué derrotó a Amalec y pasó a cuchillo su gente.” (Biblia, Éxodo 17, 9-10-11-12-13).

Pero…¿ donde se encuentra actualmente la Vara de Moisés? Se desconoce su suerte o ubicación aunque el investigador, y periodista, Juan José Benítez creyó haberla encontraba en las bellas tierras de Argentina… Una reliquia más perdida y ¿encontrada?

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE: El extraño OVNI de Aracena

Related posts

“Farfarout”: el objeto más lejano conocido de nuestro Sistema Solar

REDACCION

1912, el año que se hundió el Titanic

Jose Manuel Garcia Bautista

El espectro de la vela

Jose Manuel Garcia Bautista

Leave a Comment

shares