La Economía Circular el presente-futuro de las empresas

La Economía Circular el presente-futuro de las empresas

Sharing is caring!

Sevilla 7 Mar. 2019. La adopción de la economía circular en nuestro país todavía se encuentra en sus inicios. Tan solo el 43,4% de las empresas de nuestro país han adoptado políticas de reciclaje en su filosofía empresarial, mientras que el 33,6% lleva a cabo la reutilización.

En Andalucía, tras el Plan Nacional, ya fue aprobada el pasado verano la Estrategia Andaluza de Desarrollo Sostenible 2030, la cual tiene como principal objetivo acelerar la transición hacia una economía verde y circular. Este documento establece las bases para orientar las políticas públicas dirigidas a armonizar el crecimiento económico y la protección del medio ambiente.

Atendiendo a los objetivos de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, esta nueva estrategia promoverá la aceleración de la transición hacia la economía verde y circular, también actualizará y consolidará los esfuerzos que han sido realizados en distintos campos, entre ellos las energías renovables, la agricultura ecológica, la reforestación y el reciclaje de residuos.

Según estima la Comisión Europea “esta nueva economía supondrá la creación de más de 400.000 empleos en la UE, de los cuales 52.000 se crearán en España”.

Una tendencia, esta de la Economía Circular, a la que no sólo se suman las grandes empresas, sino también las pymes andaluzas. Esta Economía Circular es un concepto complejo que suscita la necesidad de modificar un sistema económico lineal, que se basa en producir, consumir y eliminar residuos generados; a un nuevo modelo que utiliza y optimiza los stocks y los flujos de materiales, energía y deshechos con el objetivo de obtener la suficiente eficiencia en el uso de los recursos.

Para que esta transformación tenga éxito hay que implicar a todos los agentes de la cadena de valor y tratar de que sea viable desde el punto de vista técnico, ambiental y económico. Además, para lograrlo habría que añadir la superación de impedimentos técnicos y de trabas administrativas, así como el desarrollo de normas coherentes y armonizadas entre sectores y territorios.

Las palancas económicas son muy importantes para incentivar la transición hacia una Economía Circular y sostenible, mitigando los efectos del cambio climático. Las empresas son actores esenciales en cualquier faceta de nuestra economía y sus decisiones de inversión, sus políticas comerciales y sus sistemas de producción, deben estar alineadas con este proyecto global.

Las empresas de hoy y del futuro, las empresas competitivas, deben cuidar a la vez de las personas y del medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares