Elite, Food & Business: ¿Es momento de invertir en el ladrillo?

Elite, Food & Business: ¿Es momento de invertir en el ladrillo?

Sharing is caring!

REDACCION.- 31 DE MAYO DE 2020.-

ELITE FOOD & BUSINESS. LA ECONOMIA MÁS CERCANA. EL LADRILLO ¿ES UNA OPORTUNIDAD AHORA?

Con José Manuel Carrión Durán, Antonio Martinez Buza y Santiago Soto Beltrán.

El ladrillo, la inversion emocional, la deuda para invertir, tantas y tantas cuestiones que puedes descubrir en este interesante programa.

Según EXPANSIÓN, el ladrillo levanta el pie del acelerador.

https://www.expansion.com/economia/2020/05/27/5ecbfa64e5fdea7c518b4621.html

El Covid-19 frena un mercado en pleno vuelo que se coloca en una posición defensiva tras años récord en transacciones. Pese al interés por el sector, la caída de rentas presionará a la baja el valor de los activos y condicionará las decisiones de inversión.

El Covid-19 amenaza con cortar las alas a un sector que se encontraba, antes de la pandemia, en pleno vuelo: el inmobiliario. Con un volumen de inversión directa en 2019 de más de 12.100 millones de euros, la crisis sanitaria del coronavirus llega al sector en un momento álgido y deja algunos segmentos especialmente tocados.

De acuerdo con los datos elaborados por la consultora CBRE, la inversión entre enero y marzo en España se disparó un 54%, hasta los 3.225 millones, en línea con el alza experimentada en Europa que, con 85.500 millones de euros invertidos, alcanzó un hito absoluto, superando el máximo anterior alcanzado en el primer trimestre de 2015.

Sin embargo, el virus ha frenado las operaciones y muchos inversores espera a que pase el temporal antes de tomar decisiones de compra dada la falta de visibilidad y la incertidumbre actual. Pese al interés que sigue despertando el sector y aunque el ladrillo se mantiene como valor refugio en un entorno de bajos tipos de interés y un mercado de valores muy revuelto, muchas operaciones se han frenado a la espera de saber como se reactivará la economía y cuando se recupera la normalidad.

Segmentos

En este contexto, además, no todos los activos están igualmente afectados. Los inmuebles vinculados a actividades comerciales y turísticas son, sin duda, los más golpeados por la crisis. La ausencia de actividad en estos segmentos de negocios desde que se decreto el estado de alarma el pasado 14 de marzo ha dificultado el cobro de rentas debido a las moratorias, condonaciones o descuentos en el pago de los alquileres y se prevé un aluvión de renegociaciones de contratos en los próximos meses.

Otro de los negocios que, sin duda, va a evolucionar tras la pandemia es el de oficinas. La crisis del Covid-19 llevó a muchas empresas a implantar el teletrabajo y una cuestión a debatir es si esta tendencia se mantendrá en algunas de ellas cuando el estado de alarma se levante o en qué medida lo hará.

Pese a que los expertos consideran que las oficinas seguirán siendo una opción para la mayoría de las empresas si parece claro que, cada vez más, las empresas optarán por fórmulas flexibles pero a su vez se demandará más espacio por empleado para hacer de los entornos de trabajo un lugar cómodo y seguro.

Por contra, la logística y el residencial en alquiler se presentan como los sectores más defensivos. El despegue del ecommerce, acelerado además en los meses del confinamiento, requerirá de mayor espacio en naves y plataformas para los repartos de mercancías. Además, de los polos logísticos ubicados cerca de las grandes ciudades, la logística inversa (devoluciones de productos) requerirá de espacios urbanos para almacenar mercancías que reduzcan trayectos y plazos de entrega.

En lo que respecta a la vivienda en alquiler, la dificultad de algunos ciudadanos para comprar viviendas y la falta de confianza puede ser un empujón definitivo para este segmento que llevaba años al alza.

Si en la anterior crisis, a finales de 2007 y principios de 2008, solo un 14% del parque de vivienda estaba destinado al alquiler, actualmente el peso del residencial en renta ronda el 23%, todavía por debajo de los niveles del 30% de Europa.

En los últimos años el interés de los fondos y de los inversores institucionales por el residencial en renta se ha incrementado considerablemente aunque, de momento, solo un 5% del parque de viviendas en alquiler está en manos de profesionales.

Además, algunas promotoras se han lanzado, incluso, con su propia línea de negocio patrimonialista. Neinor ha creado una filial cuyo objetivo es lanzar 1.200 unidades en una primera fase y llegar a las 5.000 viviendas en cinco años.

https://www.isbylex.com

Más resiliente

En este entorno desafiante, el sector inmobiliario, uno de los grandes damnificados por la crisis financiera de 2008, presentará batalla al Covid-19 con la lección aprendida, al menos en lo que a deuda se refiere.

De la duración de la crisis y de la gestión de la recuperación dependerá en gran medida el impacto final del Covid-19 en el sector pero, a diferencia de lo ocurrido tras el estallido de la burbuja inmobiliaria hace ya más de una década, los niveles de apalancamiento son más sostenibles y muchas empresas cuentan con cómodos vencimientos de deuda y caja para aguantar el chaparrón.


ASESORATE CON:

https://www.isbylex.com

TAMBIEN PUEDE INTERESAR:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares