Historia MISTERIO

El misterioso secreto de Antonio Rossignol

Sharing is caring!

SEVILLA 2.2.2020 / Jose Manuel García Bautista

Hacia el siglo XVII si había una persona que merecía llamarse criptógrafo ese era, sin dudas, el francés Antonio Rossignol. Siendo joven, y sin demasiada experiencia, el príncipe de Condé, en 1626, le encargó la tarea de descifrar un mensaje que habían interceptado a la ciudad sitiada de Réalmont que estaba en poder de los hugonotes.

Le llevó todo un día de trabajo y al caer la noche pidió ver al príncipe dejando el mensaje en verso al descubierto y en el cual el jefe de los hugonotes pedía más más víveres y municiones para poder resistir el asedio al que estaban siendo sometidos.

Un año más tarde, en 1627, la fortaleza de La Rochelle se encontraba sitiada, en manos galas cayeron mensajes cifrados y el cardenal Richelieu envío a Rossignol a descifrarlos; no debió costarle excesivo trabajo pues lo hizo con suma rapidez lo cual le fue agradecido con el nombramiento de jefe del departamento de escritura secreta, de reciente creación.

Francia vivía épocas de intrigas y al morir el rey Luis XIII, en su lecho de muerte, pidió a la reina que protegiera a Rossignol. En el periodo de reinado de Luis XIV estuvo a las órdenes del cardenal Mazarino y posteriormente a las órdenes directas del rey. Sirvió a Francia cuarenta y siete años y se supo mantener al margen de las “conspiraciones” de palacio.

El rey Luis XIV inventó la llamada “Gran Cifra”, un método indescifrado durante más de dos siglos que tuvo mucho que ver en su creación los conocimientos de Rossignol y que, al morir éste, se tornó en uno de los grandes sistemas criptográficos.

Luis XIV gustaba de crear mensajes y códigos secretos adornados de la pompa de su reinado. En la época los ciudadanos de Francis tenían una especie de documento de identidad que llevaba “escondidas” claves sobre su poseedor…

Dependiendo de la nacionalidad el documento era amarillo para los ingleses, blanco para los holandeses o verde y blanco para los rusos.

Si el papel tiene una forma u otra nos indicará la edad de su poseedor; si debajo del nombre hay dos trazos gruesos nos dice la complexión física; si lleva una rosa grabada es el carácter; si lleva una cinta grabada se referirá a los estudios; el poder económico viene representado por el dibujo que rodea al papel; una coma tras el nombre nos dice su condición religiosa…

Habría que conocer el código de signos y dibujos que se grababan para descifrarlo pero era realmente efectivo.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE: ¿Conoces las pirámides de Tenerife?

Related posts

La conspiración de Corea del Norte

Jose Manuel Garcia Bautista

Las disputas entre barqueros y molineros del Guadalquivir

Jose Manuel Garcia Bautista

Hallan dos anclas, en Veracruz, que podrían pertenecer a la flota de Hernán Cortés

Jose Manuel Garcia Bautista

Leave a Comment

shares