MISTERIO

El misterioso fantasma de la ‘dama de blanco’

Sharing is caring!

SEVILLA 19.4.2020 / Jose Manuel García Bautista 8

Sucedió en un mansión inglesa en el condado de Norfolk, al Este de Inglaterra, en Raynham Hall, allí en la mañana del 19 de Septiembre de 1936, Hubert C. Provand, director de Arte de la firma comercial londinense Indra Shira Ltd., y su socio Indra Shira, experto en fotografía, iban a realizar en la propiedad de los Marqueses de Townshend una de las fotografías paranormales más relevantes de la historia.

Les habían encargado realizar varias fotografías interiores de la mansión para publicarlas en la revista “Country Life”, muy prestigiosa en la época; el encargo no era usual pues ellos se dedicaban a ser fotógrafos para la corte de Justicia londinense, retratando a criminales. Pero la cuantía económica era realmente importante como para rechazarlo y era una forma de “retratar otra cosa”.

La mansión recibe su nombre de la misma localidad donde se erigió a partir de 1619: The Raynhams.

Raynham Hall fue construida en estilo italiano, a cargo del célebre Iñigo Jones, la decoración interna se debe a William Kent, pintor y decorador de carruajes reconvertido en diseñador interiorista de gran prestigio. También se encargó de las posteriores extensiones y añadidos realizados a partir de la construcción primitiva de Raynham Hall, a William Kent, que se deben los espléndidos interiores del ala norte y de otras estancias reformadas al gusto dieciochesco.

Era una casa señorial con más de 20 acres de terreno cercado y un gusto estético destacable.

Fotografía imposible

Los dos fotógrafos habían escuchado hablar de las leyendas que pesaban sobre la casa pero no creían en fantasmas. Su trabajo debía limitarse a fotografiar tanto los exteriores como los interiores de Raynham Hall para la revista “Country Life”, centrándose en el interés arquitectónico e interiorista de la mansión del siglo XVII.

Pero hacía las 16:00 h. ocurre lo imposible: estaban finalizando la ronda fotográfica de los pisos superiores, cerca de la imponente escalera de roble que unía la planta baja a la planta noble. Provand estaba preparándose para hacer una fotografía con la cámara junto con Indra Shira, éste se sobresaltó y gritó:

-¡Dios mío! ¡Provand…. allí hay algo!

Provand no lo entendió y creía que hablaba de la fotografía a tomar, e instintivamente disparó la cámara.

Shira, nervioso, le dijo haber visto una forma etérea, traslúcida, bajar por aquella escalera de roble en dirección a ellos; jamás pensó en el fantasma de Raynham Hall.

Shira describió aquella forma como algo que flotaba a escasos centímetros de los escalones y que se dirigió hacia ellos, en su opinión no podía ser otra cosa que un espíritu…

Provand no vio nada en el objetivo de la cámara pero la fotografía se realizó…

-¡No lo creerás, Provand, pero en la cámara tienes la fotografía del fantasma de Raynham Hall! espetó Shira, sin dejar de reírse nerviosamente.

Shira apostó cinco libras con Provand a que la placa impresionada iba a mostrarle al fantasma… Picados por la apuesta se desplazaron, sin solución de continuidad, al laboratorio, previamente buscaron a un testigo neutral que diera fe que no había manipulación encontrándolo en un contable que afirmaría: “Si no hubiese visto toda la operación desde un principio, jamás lo hubiera creído”.

La fotografía no dejaba lugar a dudas: “ante ellos apareció la escalera de Raynham Hall y una figura alta, etérea de una mujer vestida con ropas blancas y largas, sin facciones discernibles, aunque se podía apreciar que era una fémina de unos treinta años. Sus ropajes parecían ser un manto nupcial y una especie de capucha en la cabeza”.

La fotografía y la narración de los hechos protagonizados por Shira y Provand se publicó el 6 de Diciembre de 1936 en el “Country Life”, y después en la revista norteamericana “Reader’s Digest”, siendo ampliamente examinada por expertos, quienes aseguraron que la fotografía no había sido manipulada y que, por tanto, no se trataba de un fraude.

Pero…¿Quién era el fantasma que bajaba por la escalera de roble?

La extraña identidad

Se cree que el fantasma es el de Lady Dorothy “Dolly”, Vizcondesa de Townshend, que llevaba doscientos años muerta y que se manifestaba por las habitaciones y estancias de Raynham Hall; algunos de los propietarios de la finca tuvieron que abandonar la mansión.

De Lady Dorothy Walpole podemos leer en enciclopedias y textos biográficos: “Lady Dorothy Walpole, Vizcondesa Townshend (1686-1726), retratada por Jervas en 1715.

La mujer en cuestión fue Lady Dorothy Walpole (1686-1726), apodada familiarmente “Dolly”, hermana del no menos célebre Primer Ministro Sir Robert Walpole, 1er Conde de Orford y señor de Houghton Hall, en Norfolk (1676-1745). En su época fue, desde luego, muy conocida por su extraordinaria belleza y con qué arte sabía sacarle partido para llegar a sus fines; también se tenía muy en cuenta su total desprecio por las convenciones sociales, las reglas del buen gusto y del fingimiento. A su parecer, las reglas eran para los demás, no para ella. Una conocida, acaso competidora suya durante un tiempo, la famosa escritora y cosmopolita Lady Mary Pierrepont Wortley Montagu escribiría de ella:

“Era una chiquilla de una belleza excepcional, que sabía usarla a la perfección. No había escándalo o pecadillo en el cual no estuviese involucrado su nombre. A la edad de 23 años, ya había sido vetada en dos hogares, uno de ellos destruido…”

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE: ¿Son fiables las cifras de víctimas y afectados por coronavirus en China?

https://www.isbylex.com

Related posts

Misteriosa misión de Estados Unidos en el espacio

Jose Manuel Garcia Bautista

El misterioso suceso global del año 10500 a.C.

Jose Manuel Garcia Bautista

El ‘Reloj del Fin del Mundo’ se coloca a sólo 100 segundos del Apocalipsis

Jose Manuel Garcia Bautista

Leave a Comment

shares