El “habeas corpus” de un oso andino, el debate que tiene en vilo a la Justicia colombiana

El “habeas corpus” de un oso andino, el debate que tiene en vilo a la Justicia colombiana

Ha puesto sobre la mesa el debate sobre los derechos de los animales

Un instrumento sin precedentes en la jurisprudencia colombiana

Redacción 13.8.2019.-

Informa la cadena Sputnick que la Corte Constitucional de Colombia debió recurrir a una audiencia pública por un caso que podría marcar un antes y un después: el ‘habeas corpus’ de Chucho, un ejemplar de oso andino que reclama por su ‘libertad’.

El caso de Chucho se inició a mediados de 2017, cuando el abogado Luis Domingo Gómez interpuso un recurso de ‘habeas corpus‘ para evitar que el oso fuera enviado desde la Reserva de Río Blanco en Manizales hacia al Zoológico de Barranquilla.

El abogado consideraba que el animal pasaría a estar en un estado de “cautiverio permanente”, una condición más restrictiva que la que tenía en Manizales.

La petición fue rechazado en primera instancia pero aceptado en segunda.

Ante la posibilidad de que el oso no fuera trasladado, la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla interpusieron otro recurso, alegando que el ‘habeas corpus’ no correspondía.

El caso llegó, ya en 2018, al seno de la Corte Constitucional, que decidió tomar conocimiento de la ‘acción de tutela’ presentada por la Fundación.

Un mes después solicitó que se realizara una audiencia pública con expertos en el tema para que expusieran sobre las “razones científicas y jurídicas de la inconveniencia de permitir la protección de los animales a través de acciones constitucionales referentes a derechos fundamentales”.

La Corte aceptó el pedido de audiencia y lo fijó para el 8 de agosto pasado, cuando reunió a unos 16 expertos para opinar sobre el caso y la legislación sobre animales en Colombia.

Según recogió la revista Semana, al comienzo de la audiencia Gómez, el abogado defensor de Chucho, habló en nombre del famoso oso:

Mi cliente agradece este gran espacio de ilustración, no solo por el significado que tiene en su caso particular sino por lo que representa para los animales no racionales y porque es un gran escenario para hablar de los derechos de los no humanos“.

“Me siento complacido de representar los derechos de un animal no racional ante una justicia hecha por animales racionales para resolver conflictos que como este proceden de causas irracionales“, añadió.

Tras la audiencia pública, los nueve integrantes la Corte Constitucional deberán definir si el oso Chucho puede quedarse en Barranquilla o debe volver a Manizales.

Independientemente del fallo, el caso ya generó gran repercusión en el país y puso sobre la mesa el debate sobre los derechos de los animales.


TE ASESORAMOS EN

PUEDES ESCUCHARNOS EN

error

REDACCION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *