Defendiendo al Cristo del Cachorro

Defendiendo al Cristo del Cachorro

SEVILLA 17.11.2019 / Jose Manuel García Bautista

Y ese es el nombre que le deberíamos dar a nuestro siguiente protagonista, es la historia de Salvador Dorado.

Salvador era un profundo devoto y hermano del Cachorro, al estallar la Guerra Civil temió que la ola antirreligiosa llegara a Triana y quisiera quemar, como sucedió con tantas imágenes- la del Cristo del Cachorro.

Así, aquel penitente, quién al estallar la Guerra Civil se fue, pistola en mano, a defender la iglesia y la imagen de El Cachorro de la barbarie incivilizada de aquellos que malentendían política y religión y gustaron, lamentablemente, de incendiar iglesias e imágenes en un duro golpe a muchas de nuestras hermandades.

Salvador Dorado, pistola en mano, defendió a del acoso antirreligioso de aquellos rojos a su hermandad y, ¿quién sabe?, si muchos de ellos no se atrevieron a emprender ninguna acción ante la medida intimidatoria de este sevillano con más fervor que miedo a perder la vida.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE: Experiencias extrañas y fenómenos paranormales en la barriada de Villegas

error

Jose Manuel Garcia Bautista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *