Editorial Elitediario

Crisis sanitaria de la Listeriosis. ¿Quienes son los responsables?

Sharing is caring!

Sevilla, 22 de agosto de 2019. EDITORIAL

Es noticia de última hora que ha fallecido una segunda persona por el brote de listeriosis. Ha sucedido en Cantabria. Con el recuerdo a las personas afectadas y sus familias comenzamos esta opinión. 

Es evidente, en estas circunstancias, a día de hoy, que el brote bacteriano ocasionado por la distribución, venta y consumo de los productos elaborados por la empresa “MAGRUDIS” se extiende más allá de la provincia de Sevilla y de la Comunidad Autónoma de Andalucía. 

Y ello debe servir para poner un primer punto de inflexión en la tela del juicio de como se ha trabajado y se está llevando la crisis sanitaria referida.

En este sentido, si bien es cierto que la localización del foco bacteriano pudiera ser difícil de concretar, las voces de alarma debieron de haber advertido de la existencia de una incipiente situación crítica ante el número de casos que se producían en tan escaso período de tiempo.

Hagamos una reflexión. Las primeras noticias de la existencia de una epidemia llegan a la opinión pública con fecha de 9 de agosto de 2019. Al menos dos semanas antes ya se estaba produciendo la incipiencia epidemiológica puesto que el número de supuestos de personas con la infección eran superiores a los que podían sufrirla durante la totalidad del año. Anualmente, según el Consejero de Salud, se declaran en Andalucía, entre 6 y 20 casos.

Parece ser, que la investigación abierta, cuando ya se superaban con creces la media anual de supuestos de listeriosis, no concreta que el foco proviene del consumo de la carne mechá hasta el día 16 de agosto.

Es decir, hasta un mes después del conocimiento de los primeros casos de la epidemia no se determina el lugar el punto 0 de esta crisis.

Además de ello, los números de personas afectada por dichas fechas ya se encontraban en claro incremento. Se podía conocer, como de hecho así se puede constatar, que los casos de personas infectadas eran muy altos.

Sin embargo, los productos de esta marca no dejaron de producirse hasta el 15 de agosto. Hace una semana. La Consejería de Saluda había confirmado por aquellos momentos un gran número de casos.

Este número fue incrementándose. Sin embargo, los productos de MAGRUDIS no fueron retirados de las estanterías por orden de la Junta de Andalucia hasta el día de hoy, 22 de agosto de 2019.

Las consecuencias son que estos productos han podido ser consumidos por una infinidad de personas que no hayan tenido noticia de la existencia del producto contaminado.

Declaraciones recogidas por Europa Press al Consejero de Salud.

Posteriormente se decreta la alerta nacional. El pasado 20 de agosto. Cuando ya se conocía la existencia de otros casos en el resto de España. Uno de ellos se corresponde con la persona fallecida en Cantabria.

Así las cosas, 2 personas han fallecido a estas horas a causa de esta epidemia, que no brote. Y la cuestión a preguntarse es: ¿Quién es responsable de este desaguisado? ¿Quién ha podido poner remedio a esta situación y no ha llevado a cabo? ¿Quién pone en entredicho la salud de los andaluces y el nombre de sus productos en España y en el mundo?

Declaraciones recogidas por el diario EL PAIS

Lo evidente. La empresa. No ha actuado diligentemente. El Consejero de Salud habrá podido manifestar que la actitud de la empresa ha sido, en todo momento, colaboradora. No obstante, la producción no se paralizó hasta después de ser declarada la alerta. 

No es solo este el único elemento que justifica una deficiente gestión de la crisis. Otro punto de inflexión es que hasta la fecha de hoy no se ha ordenado la retirada de los productos de MAGRUDIS de las estanterías.

Es de una irresponsabilidad monumental que, conociendo la existencia de un producto contaminado en la producción de la citada empresa no pueda entenderse que el resto de productos elaborados puedan encontrarse también contaminados.

Todo ello con independencia de que el producto pasara correctamente o no los controles de sanidad, que aún deben ser comprobados y confirmados.

Para concluir, parece que, la crisis se maneja entre devaneos y medias verdades y que, la confianza en la gestión de la misma no puede sustentarse en personas que no afirman que la situación se encuentra controlada, sino que, además, confirman que los casos que se pueden producir en un futuro inmediato van a crecer.

Declaraciones recogidas por Europa Press

No es momento de pedir dimisiones, pero, claramente, la responsabilidad deberá recaer en quienes han actuado en contra de la salud de los consumidores, que, por cierto, es una acción que se encuentra recogida en el Código Penal.

ASESORATE EN:

https://www.isbylex.com

TAMBIEN PUEDE INTERESAR:

https://www.elitediario.com
https://www.elitediario.com

Related posts

Al menos 100 personas atrapadas en el derrumbe de un edificio al sur de Bombay

JULIAN MALAESPINA

Si tomas el sol… ¡cuidado con el gel higienizante!

REDACCION

Los ERTES llegan a su fin el 30 de junio y nadie sabe que va a ocurrir

REDACCION

Leave a Comment

shares