Curiosidades Sevilla

Asesinato en la Iglesia de San Pedro de Sevilla

Sharing is caring!

Virginia López, 2 Febrero.- Mientras investigaba en los archivos parroquiales de la Iglesia de San Pedro, me encontré con una nota en el libro 9 de Colecturía (libro donde se apuntaban las misas con una intención) que contaba un extraordinario suceso ocurrido en la misma iglesia.

En el margen aparecía la nota “caso raro” y decía así:

“Don Bartolomé de Ayala que mataron en esta iglesia y se enterró en la
bóveda del altar de nuestra señora en 16 de septiembre de 1629″

“Dixósele una misa de cuper presente dixola en 17 el P. de Valencia.”

La anotación era tan sucinta que me quedé sin saber el motivo y cómo se habían desencadenado los hechos.

Y cuando busqué en el libro de defunciones sólo había una anotación sobre la consagración de la iglesia tras haberse producido allí tal sacrilegio.

No encontré a ningún cronista de Sevilla recoge tal suceso, ni siquiera Ortiz de Zúñiga que nació 7 años después de un suceso que debió conmocionar a la ciudad.

Y tampoco encontré datos sobre Bartolomé Ayala o alguna pista de sus asesinos.

Pasaron los años y siempre recordaba aquello hasta que di con un manuscrito en la Biblioteca Colombina.

Se trataba de casos raros recogidos por Pedro Mejía, José Maldonado y Diego de Góngora, donde se relatan los hechos:

“Domingo, 16 de septiembre de 1629, a las once del día, en la iglesia
parroquial de San Pedro de esta ciudad en el altar del Santísimo
sacramento, empezando un sacerdote la misa, se arrojó a sus pies para
favorecerse un caballero forastero, que se venía retirando de otros
caballeros, los Esquiveles, acompañados de otros camaradas, con quienes
había tenido palabras y pendencia sobre ciertos amores y ellos le
seguían. Echólo el sacerdote la casulla encima, y sin embargo le dieron
tres estocadas, pasando la casulla y lo mataron, allí confesó y perdonó
a los agresores y murió. Los matadores huyeron, el uno mal herido. Pero
todos murieron muy en breve desastradamente y pagando la pena que
correspondía a tal sacrilegio.”

Estremecedora escena debieron presenciar los sevillanos que estaban en
la misa cuando todos estos sucesos ocurrieron con tal fatal desenlace.

Y dado que el caballero no era sevillano, me centré en los Esquiveles
pero no encontraba ningún dato concreto salvo la referencia de que
Esquivel era un linaje de caballeros veinticuatro.

Y que nada tiene que ver con el marqués de Esquivel que da nombre a ese pasaje cercano a la Barqueta.

Lázaro Fernández de Angulo, márqués de Esquivel, fue el que mandó construir la Casa de las Sirenas.

Por fin supe quiénes eran a través de una referencia de Carlos Ros donde
explica que en la collación de San Pedro vivían un grupo de Esquiveles,
que nada tenían que ver con los que vivían en San Vicente.

Por tanto la persecución tuvo lugar por las callejuelas de la antigua morería, lo que explica que el perseguido buscara refugio en San Pedro.

Pero estos tres Esquiveles debían de ser de armas tomar pues no sólo se atrevieron a seguirlo entrando en la iglesia, sino que lo mataron allí dentro, pese a ser feligreses.

También recoge el hecho de que casulla permaneciera largo tiempo colgada en la pared como memoria del crimen.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

ASESÓRATE EN: https://www.isbylex.com/

https://www.isbylex.com/

ÓYENOS EN: http://www.eliteradiosevilla.es/

http://www.eliteradiosevilla.es/

SÍGUENOS EN NUESTRO CANAL DE YOUTUBE:

Related posts

No habrá Feria de Sevilla en septiembre

REDACCION

ELITE RADIO. UNA SEMANA GRANDE INÉDITA EN UNA SEVILLA VACÍA

david

Domingo 27 de octubre: VII Carrera solidaria por la lucha contra el cáncer infantil

Jose Manuel Garcia Bautista

1 comment

Los tres Fadriques en la historia de Sevilla - febrero 20, 2020 at 7:08 pm

[…] Asesinato en la Iglesia de San Pedro de Sevilla […]

Reply

Leave a Comment

shares