El ídolo precolombino de Pachacamac no habría sido destruido por Pizarro

El ídolo precolombino de Pachacamac no habría sido destruido por Pizarro

SEVILLA 21.1.2020 / Jose Manuel García Bautista

Según las crónicas de la época de la Conquista de América, el español Hernando Pizarro, habría destruido al ídolo Pachacamac.

Se trataba de un ídolo en madera dedicado a esta deidad habiéndose destruido para reemplazarlo por una cruz. Se encontraba en un santuario inca que estuvo en funcionamiento durante los siglos XV y XVI en la costa peruana.

Pachacamac era el dios “creador de la tierra” y una deidad prehispánicas muy importante que actuaba de oráculo de la costa central del Antiguo Perú.

Hernando Pizarro habría ocupado el sitio en el año 1533 y destruido el mismo tras la oposición que plantearon los sacerdotes del mismo. Le movía la codicia, decían que el santuario estaba repleto de tesoros y al llegar y ver que el ídolo era de madera la decepción fue tremenda.

Fue en 1938 cuando se halló un poste tallado que representaba al dios inca de la creación, esto podía indicar que los españoles se equivocaron de tótem durante la ocupación y que su destrucción fue incompleta.

En torno a este ídolo se indica sobre la policromía original de la estatua que “se observaron rastros de colores en sus diferentes secciones usando microscopía portátil y espectrometría de fluorescencia de rayos X, lo que condujo a la identificación de pigmentos minerales amarillos, blancos y rojos, incluida la presencia de cinabrio”.

“Fechada entre los siglos VIII y IX, esta estatua sagrada habría sido adorada durante casi 700 años, desde su creación hasta que llegó el momento de la conquista española, una época en la que Pachacamac se constituyó en un importante lugar de peregrinación”.

La talla de madera es un color rojo intenso sobre el que pesa la leyenda que era de la sangre derramada sobre la madera en sus sacrificio, pero ese rojo no es sangre sino mercurio.

“Por lo tanto, el ídolo se pintó con una intención, sin duda la de mostrar poder económico y político mediante el transporte de un pigmento de una región distante, desechando otros que estaban disponibles localmente”.

La datación por carbono 14 de Pachacamac lo fechan hacia el año 731 d.C.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE: Arqueología imposible, objetos fosilizados

https://www.isbylex.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *